La Cámara Insurtech Argentina ha lanzado el “Proyecto de Estandarización de Protocolos de Comunicación de Seguros” con el apoyo institucional de la Asociación de Aseguradoras del Interior de la República Argentina (ADIRA) y la Asociación Argentina de Compañías de Seguros (AACS).

En la apertura del evento, Alberto Gabriel, presidente de la Cámara Insurtech Argentina, quiso destacar remarcó la relevancia que el proyecto de ‘Estandarización de Protocolos de Comunicación de Seguros’ tendrá para la industria. Alejandro Simón, presidente de ADIRA y el Grupo Sancor Seguros, como Gonzalo Santos, presidente de AASC y Sura Seguros, reconocieron la trascendencia del encuentro debido a la unión de las tres entidades.

Olivier Fernandez Bedoya, Moderador y director del Proyecto, destacó la importancia de estandarizar los beneficios que implica para reducir la complejidad de los protocolos actuales. El Proyecto propone un abordaje que busca la revisión de los múltiples protocolos existentes y análisis de la conectividad de los distintos actores de la cadena, la definición y establecimiento de un sistema de priorización de protocolos y la coordinación de los distintos actores involucrados.

Respuesta al BCRA

Por otro lado, la Cámara Argentina de Fintech ha respondido al Banco Central de República Argentina (BCRA) que ha emitido un comunicado cuestionando los préstamos de las empresas de tecnología financiera, con tasas mayores al 150%. Según la Cámara, no es posible analizar el costo de las financiaciones sin identificar ciertos “factores”.

De esta forma, se pone de relieve que urge “ratificar el compromiso con la legislación argentina vigente”, el grupo de empresas fintech señaló que el sector de créditos representa un 25% del total de sus socios.

Por todo ello, la Cámara remarcó que sus empresas responden eficientemente a las “necesidades de un gran porcentaje de la población que no tiene acceso al crédito tradicional”, y sus soluciones se basan en el compromiso con la “inclusión financiera”. La falta de un historial crediticio requerido por las instituciones bancarias tradicionales, según enfatiza el informe, le impide a un gran número de argentinos acceder a créditos bancarios.