Kine Mobile es una App que permite complementar el tratamiento de rehabilitación realizado en el consultorio, con ejercicios específicos que el paciente puede realizar en su domicilio.

Desarrollada por Prevención ART, Kine Mobile permite brindar atención personalizada y a la medida de las necesidades de cada paciente a través de distintos ejercicios de rehabilitación, complementando en el hogar todo el trabajo realizado en los Centros Médicos Laborales.

“Hasta ahora nadie había logrado llevar adelante gestiones de siniestros bajo una metodología diferente de rehabilitación de los trabajadores accidentados. Las consultas médicas virtuales ya son parte de nuestra cotidianeidad y para aquellos que se están recuperando de un accidente o una enfermedad profesional, una plataforma con tutoriales, dictados por kinesiólogos y dirigidos a cada paciente de manera personalizada, puede contribuir en la evolución de la rehabilitación sin que el trabajador salga de su casa”, expresó Guillermo Davi, Gerente General de Prevención ART.

La propuesta consta de una rutina diaria preparada por el kinesiólogo a cargo del tratamiento y a la medida de cada paciente. En ella el profesional se filma realizando los ejercicios y los sube a la plataforma de Kine Mobile. Luego, el paciente, desde la aplicación en su celular, sigue los pasos indicados en el video para realizar los ejercicios.

Permanentemente podrá comunicarse con el kinesiólogo de Prevención ART y realizar las consultas o comentarios que considere respecto a su rehabilitación. La aplicación posibilita un constante feedback entre pacientes y profesionales, permitiendo a estos últimos disponer de información de la evolución del tratamiento indicado en tiempo real. Previo a cerrar la aplicación, cada paciente deberá firmar una asistencia virtual.

De esta manera, para aquellos pacientes que residen en zonas alejadas y/o deban trasladarse por largas distancias hasta los centros de rehabilitación,ofrece soluciones concretas para evitar la discontinuidad en muchos tratamientos, lo que impacta en la recuperación total de un trabajador y en la calidad de su rehabilitación.

Además, permite acceder a propuestas diseñadas por el profesional de rehabilitación y adaptadas a las necesidades de cada trabajador, que van creciendo en complejidad de acuerdo a su evolución.

“Desde todo punto de vista, es una solución innovadora, que no viene a reemplazar integralmente los tratamientos presenciales, por el contrario, los complementa y potencia las posibilidades de recuperación y reintegro al trabajo de los empleados accidentados”, concluye Davi.