Tras un mes de competición ha concluido el primer Desafío Data Science, organizado por banco Itaú junto a la aceleradora de innovación Innspiral mediante Binnario. En él han formado parte más de 1.000 participantes que analizaron datos y desarrollaron proyectos con el objetivo de determinar cuál sería la próxima transacción a realizar por parte de un cliente bancario.

El ganador ha sido Alfonso Tobar, ingeniero, autodidacta y apasionado por las matemáticas. Tobar se enfrentó durante un mes a más de 1.000 especialistas en data science de Chile y el mundo, los que tuvieron que desarrollar modelos que anticiparan la propensión a la compra de productos bancarios, coronándose con el primer lugar, un premio de 20.000 dólares y la oportunidad de desarrollar su modelo en conjunto con el banco.

“Mi modelo se basa en la investigación de los datos de un potencial cliente, su comportamiento de compra, y en base a ello se crean muchos árboles de decisión. Es como el ‘Akinator’, aprende por sí solo, inventa preguntas y entrega resultados con probabilidades de certeza”, comentó.

Por su parte, el gerente de Digital & Analytics de Itaú, Marco Cauduro, se mostró muy orgulloso con los resultados del concurso, que “además del modelo que nos ayudará a entregar a nuestros clientes una experiencia cada vez más personalizada, significó una enorme oportunidad para relacionarnos con la comunidad de científicos de datos, profundizar nuestro conocimiento en esta disciplina y apoyar el desarrollo de jóvenes talentos”.