El sector de seguros mira hacia 2021 con «nuevas formas de ser». Los tipos de interés históricamente bajos no desaparecerán y los mercados asumen ahora que esta situación continuará durante un período prolongado, impulsada por la pandemia de Covid-19 y sus repercusiones económicas y reforzada por los reguladores financieros.

Para PwC y su último informe ‘Insurance deals insights: 2021 outlook‘ el negocio de los seguros se ha logrado recuperar al cierre del año: La actividad en el sector aunque se redujo en primavera acusada por la pandemia, ésta volvió a crecer en la segunda mitad del año.

Pero en este nuevo orden: ¿Qué papel jugará la innovación y la revolución tecnológica? Según la consultora uno de los cambios que se avecina para el año que viene es ser resilientes. Así, es posible que varias empresas estén buscando activamente oportunidades para salir de sus negocios no fundamentales mediante reestructuraciones, desinversiones y otras actividades de negociación para centrar sus actividades de cara al futuro más eficiente y competitivo.

Oportunidades en la innovación

Para PwC las insurTech sigue presentando objetivos de inversión y adquisición atractivos para las grandes compañías de seguros, en particular para las que no tienen la experiencia tecnológica o la agilidad para desarrollar sus propias plataformas digitales. «Hemos visto una inversión significativa en las empresas de InsurTech en el tercer trimestre de 2020, lo que indica una fuerte demanda en el sector».

Además de las fusiones y adquisiciones y de las recaudaciones de capital privado, «esperamos que las empresas InsurTech accedan a los mercados de capital a través de ofertas públicas iniciales, como en la reciente oferta pública inicial de Duck Creek Technologies, una empresa de software como servicio de No Vida que permite a las compañías de seguros desplegar y gestionar productos», detalla el informe.

Por todo ello, de cara a 2021 afirman que esperan «que la actividad siga creciendo en el espacio InsurTech, ya que la competencia obliga a las compañías de seguros a adaptarse al panorama tecnológico y a diferenciar sus ofertas de productos para satisfacer las demandas de los consumidores».