Alejandro Demes, gerente comercial Crédito de Compañía de Seguros Insur, observa el futuro del seguro bajo una clara apuesta tecnológica: «La innovación es el motor de la evolución», afirma.

«Las grandes tendencias en los principales ramos de seguros se transformaron mucho en este último tiempo y continuarán haciéndolo. Las pólizas digitales son un claro ejemplo de ello, aunque las pólizas en papel seguirán existiendo mientras el mercado lo demande”, explica.

Desde la aseguradora consideran que los patrones evolutivos y de innovación en seguros serán la prevención y la experiencia del usuario.

Comprender el ecosistema

«El modelo comercial de seguros no se verá afectado por completo. Es por eso que eligen estar cerca de sus clientes y los clientes de sus clientes realizando sistemáticamente reuniones virtuales. También visitándolos cuando el contexto lo permite. Reducir el riesgo de incumplimiento significa comprender aún mejor el ecosistema de sus asegurados”, reveló Demes.

Además, el directivo reveló que “el impacto del COVID-19 en la economía es un nuevo desafío para los modelos tradicionales de análisis de información, ya que son un factor desconocido y sin precedentes para el incumplimiento de las empresas», detalló a El Cronista.

Experiencia del usuario

La experiencia de usurario es una valor trascendental. A diferencia de otras líneas de seguros, los clientes del seguro de crédito tienen mucha interacción con su proveedor. Por ejemplo, solicitan nuevas líneas de crédito para sus clientes, consultan límites vigentes, proveen información para el estudio de líneas, piden prórrogas, declaran ventas, declaran impagos, etc.

“Todas estas transacciones en InSur y algunas otras como solicitar líneas de aprobación automática, crear nuevos usuarios y descargar listados de líneas, se manejan a través de la Extranet”, asevera el ejecutivo.