Río Uruguay Seguros (RUS) abrió la segunda convocatoria de su incubadora que, en esta oportunidad, también se convierte en aceleradora. Startups e insurtechs que ofrezcan soluciones para el sector asegurador podrán presentar su proyecto hasta el 31 de mayo de 2021.

La Incubadora seleccionará 10 startups que tengan como objetivo la protección de las personas y/o de su patrimonio o la mejora de un proceso o servicios de las aseguradoras, es decir, vinculados directa o indirectamente a la actividad aseguradora e incluyendo las temáticas de economía del conocimiento y/o inclusión financiera.

“Proyectos como éste generan felicidad para el conjunto”, expresó el presidente ejecutivo de Río Uruguay Seguros, Juan Carlos Lucio Godoy. “Buscamos acelerar la transformación del sector asegurador uniendo insurtechs y empresas de seguros”.

El objetivo de la Incubadora RUS es “ayudar a promover y consolidar diez proyectos desde el punto de vista técnico como financiero”, detalló Godoy.

Definir un modelo de negocio

Las diez empresas que entren en el proceso de incubación o de aceleración se beneficiarán de servicios como un programa dedicado o de incubación, o de aceleración y sobre todo de mentoring; ayuda para definir su modelo de negocio, definir los 9 roles claves, realizar pruebas piloto junto a las principales compañías aseguradoras y el acceso a una red de contactos local e internacional de primer nivel.

¿Quién puede participar?

La Incubadora RUS es un programa de la Universidad Corporativa de Río Uruguay Seguros (U-RUS). Una herramienta estratégica diseñada para asistir a la empresa en el logro de su misión ante los nuevos desafíos que se presenten en el mercado, desarrollando actividades que cultiven los conocimientos y aprendizajes individuales y organizacionales.

La U-RUS está dirigida a todo el capital humano de RUS y constituida por 4 Escuelas: de Cultura Corporativa; del Seguro; de Administración, Economía y Finanzas; y de Gestión y Desarrollo. Pero además, su vida institucional es llevada adelante por un Consejo Superior Universitario, un Comité Académico y una Coordinación General que articula a estos dos órganos.

La primera convocatoria se cerró con más de 50 ideas y 22 proyectos finalistas. Finalmente, se incubaron cinco proyectos a los que se les acompañó con más de 300 horas de capacitación y formación con los proyectos incubados.