IBISA gestiona, con el apoyo de NWC10Lab, ha creado una plataforma que funciona como una mutualidad desde la cual los agricultores pueden compartir riesgos entre ellos sin intermediarios, desarrollando así una nueva generación de seguros inclusivos, gracias a la tecnología Blockchain. La startup busca así garantizar la protección de los cultivos de millones de agricultores en todo el mundo, especialmente en países en vías de desarrollo, que no pueden acceder a la contratación de microseguros agrícolas debido a su coste y complejidad.

En su funcionamiento, los agricultores pagan una cuota anual para afiliarse no ligada a la estación. El 80% del volumen de las cuotas aportadas por los asegurados se usa para hacer frente a las indemnizaciones y el 20% restante se destina a la remuneración de IBISA y de los socios locales, que son el canal de venta por la prestación del servicio de aseguramiento a los agricultores.  Cada mes, Ibisa hace una evaluación automática y cuando un grupo es seleccionado para recibir una indemnización, esta se realiza mediante un pago parcial o total, a través de dinero móvil, sin necesidad de reclamación.

Actualmente IBISA está desplegando dos proyectos-piloto: uno en India, con DHAN People Mutuals, y otro en Níger, con RBM organización internacional de cooperativas. A finales de año, más de 2.600 agricultores se estarán beneficiando de este servicio.

La tecnología Blockchain y de Observación de la Tierra por satélite (se fotografían los campos para realizar evaluaciones sobre el daño de los cultivos) hacen posible, por primera vez, que agricultores de cualquier región, por desfavorecida que esta sea, puedan tener acceso a seguros asequibles. Además, las mayores ventajas de implementar Blockchain en este proyecto son que posibilita el contacto de agricultor a agricultor, que todas las operaciones administrativas se hacen de manera automática para evitar errores y que garantiza la transparencia en la administración de los fondos económicos.

Como colaborador del proyecto, que comenzó en 2018 y que cuenta con financiación de la Agencia Espacial Europea y del Gobierno de Luxemburgo, una de las misiones de NWC10Lab es detectar y conectar proyectos Blockchain liderados por españoles en todo el mundo, como es el caso de IBISA, y apoyarles para lograr que esas iniciativas sean reconocidas nacional e internacionalmente.