Las insurtech empiezan a tomar más fuerza en México, aunque en el caso de las big tech, éstas aún van a paso lento, pero también ganan terreno. A través de un trabajo en conjunto de todos los jugadores, el sector asegurador busca cerrar la brecha digital que aún existe en la industria.

Así lo afirma Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), que indicó que en el sector aún hay reacciones mixtas ante la llegada de estos nuevos jugadores; no obstante, reconoció que esta disrupción es necesaria.

“Hay muchas compañías que ya están haciendo esfuerzos importantes, que están invirtiendo. Incluso hay empresas que tienen áreas de innovación desde sus matrices y hay otras que consideran esto muy arriesgado y caro”, matiza en una entrevista con El Economista.

Por ello, el proceso para que exista una mayor presencia tecnológica será largo, pero esto ayudará al sector a llegar a más mexicanos. El director general de la AMIS agregó que, a través de estos jugadores, las aseguradoras podrán llegar a aquella población que actualmente no está asegurada, además de crear mejores productos y brindar una mejor protección.

“Van a ayudar a dar acceso a muchas capas de la población que aún no tienen un seguro pero que cada día van acostumbrándose más a obtener sus productos a través de plataformas digitales. Por supuesto que va a crear una mayor penetración, pero esto no va a ser inmediato, va a tardar mucho tiempo; cuando agarre velocidad va a ser exponencial”, indicó Recaredo Arias.