Los medios de transporte personal se están abriendo camino en todo el mundo. Los patinetes eléctricos se han convertido en una de las tendencias de movilidad urbana de más rápido crecimiento. A pesar de sus muchos beneficios, su creciente popularidad ha contribuido a que aumenten los accidentes.

Por esto, desde la asociación mundial de aseguradoras, GFIA, se ha publicado un documento en el que pide la creación de nuevas normas para estos medios de transporte y alerta que no está claro qué las pólizas de seguro cubran accidentes en determinadas situaciones.

Al mismo tiempo, las normas para estos dispositivos varían a nivel internacional. Algunas jurisdicciones tienen legislación nacional, mientras que otras tienen leyes regionales que dicen dónde se pueden, las velocidades máximas, las restricciones de edad mínima para los pasajeros y los requisitos de seguro. Sin embargo, ningún país exige que todos los conductores de patinetes eléctricos usen casco.

Recomendaciones

Ante esta situación, la GFIA recomienda que la velocidad máxima no supere los 25 km/h; que los municipios que promueven la micromovilidad se esfuercen “por mejorar la infraestructura de transporte, incluidas las ciclovías, para fomentar que los diferentes modos de transporte coexistan de manera segura en los espacios públicos, con una interacción mínima, si la hay, con los peatones”.

Asimismo, detalla que su uso se prohíba en las aceras y a menores de 16 años; «hacer obligatorio el uso del casco, independientemente de la edad del conductor; que el seguro de responsabilidad civil no sea obligatorio y que si se impone, sus requisitos sean “proporcionales al riesgo que representan los patinetes eléctricos en la jurisdicción respectiva”;

Por último añade que las empresas de uso compartido de patinetes eléctricos “tomen las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los usuarios de patinetes eléctricos, incluida la compra de un seguro de responsabilidad civil a todo riesgo”.

Accede al documento de la GFIA sobre los e-scooters.