En el marco de las donaciones que MAPFRE y su Fundación han comprometido para luchar contra la pandemia global del Covid-19, ésta última tiene previsto invertir más de un millón de euros en la donación a Latinoamérica de alrededor de 500 respiradores para proporcionar respiración asistida a pacientes con dificultades respiratorias graves.

Ecuador ha sido el primer país en recibir los equipos. En próximas semanas, también lo harán Guatemala, Panamá y Uruguay, conforme a las conversaciones que se han inciado con sus autoridades competentes.

Estos equipos, sufragados por Fundación MAPFRE y que emplean piezas certificadas y probadas con características similares a los actuales dispositivos comerciales, han sido creados por un equipo multidisciplinar de ingenieros y médicos españoles. Próximamente, los producirán en serie tras completar los ensayos clínicos.

Concebidos por Javier González, Ingeniero de Materiales por la Universidad Rey Juan Carlos, y Javier Asensio, médico del hospital madrileño 12 de Octubre, los respiradores son fruto de su colaboración junto a un grupo de ingenieros, médicos, informáticos y científicos, que lanzaron la asociación sin ánimo de lucro The Open Ventilator. El objetivo era desarrollar en tiempo record un prototipo completamente funcional.

Desde que se inició la pandemia, el esfuerzo de Fundación se ha concentrado en tres líneas de actuación; que incluyen, además de la compra de material sanitario, el apoyo al equipo de investigadores del CSIC y acciones asistenciales urgentes dirigidas a colectivos de mayor riesgo, como los mayores, los profesionales sanitarios y las personas en situación más precaria para contribuir a responder a sus necesidades económicas, psicológicas y de protección.

Puedes ver aquí el vídeo de #FMContigo