Las firmas digitales cobran relevancia en el actual contexto mudial. Éstas garantizan transacciones seguras y fiables en entornos de trabajo remotos, incluidos los servicios de notarios públicos.

Ante esta situación, GlobalSign ha anunciado una serie de medidas para ayudar a las empresas a realizar negocios de manera segura mientras trabajan a distancia durante la pandemia del Coronavirus.

«Hemos observado un aumento significativo del número de firmas digitales que se utilizan en el último año», remarca Lila Kee, directora General para América de GlobalSign. «Ahora, más que nunca, es realmente grande la necesidad de contar con una forma de firmar electrónicamente los documentos de manera segura. Ya sea que su empresa se encuentre en el nivel empresarial o en una PYME, estamos para ayudar a las empresas de todo el mundo a superar este momento extremadamente difícil y, al mismo tiempo, a cumplir con sus requisitos operativos empresariales».

Por ello, Kee reveló que desde la compañía «se respalda la tendencia a nivel federal y estatal hacia una mayor digitalización de los actos notariales, aunque lamentablemente impulsada por COVID-19. Dada la urgente necesidad de adoptar este nuevo método, entendemos que muchos notarios no están equipados para hacer una rápida transición a la tecnología de la eNotarización. Aportamos soluciones que sean simples, rentables y rápidas de implementar».