Las emprendedoras en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) cada vez son más en América Latina y el Caribe (ALC). Un 54% de ellas ha levantado capital de inversores ángeles o capital emprendedor (venture capital) y casi un 80% planea expandir su compañía internacionalmente en los próximos cinco años.

Así lo revela el estudio «wX Insights 2020: El ascenso de las mujeres STEMpreneurs «, que ha sido encargado por BID Lab , el laboratorio de innovación del Banco Interamericano de Desarrollo, en colaboración con Santander X .

Otro dato interesante es que el acceso a redes de mentores cualificados desempeña un papel fundamental, en especial a la hora de levantar capital. Del 67% de las encuestadas que cuentan con mentores, el 79% levantó financiamiento formal de fondos de capital emprendedor, inversores ángeles y aceleradoras. Esto se vuelve aún más relevante con fondos de capital emprendedor (84%).

Los sectores más representativos sobre los que las emprendedoras han creado sus compañías han sido Fintech, Edtech, Healthtech y Biotech. «Estos son sectores que tienen importantes oportunidades de crecimiento y potencial de impacto en América Latina y el Caribe. Además, se alinea con las tres principales motivaciones de las emprendedoras encuestadas para crear sus compañías: propósito, desafíos y pasiones personales, además del entusiasmo para solucionar problemas apremiantes de sus comunidades o países», explica el informe.

Algunas barreras que permanecen 

No obstante, aún enfrentan obstáculos importantes. Por ejemplo, con el 46% identificó al menos un problema; el balance trabajo-vida personal y el rol social de las mujeres fue identificado como uno de los tres desafíos más importantes. Por su lado, el acceso a financiamiento fue señalado como el mayor desafío y motivo de frustración, por el 59% de las emprendedoras encuestadas.

Pero también se recogen varios signos positivos. El número de cofundadoras ha aumentado en los últimos cinco años, especialmente en sectores tradicionalmente dominados por los hombres, como Fintech.

«Las mujeres fundadoras son tan ambiciosas como los hombres en el crecimiento de sus negocios«, dice Susana García-Robles, Jefa de Unidad de Inversión y Coordinadora de Iniciativas de Género de BID Lab.