Los seguros integrados o embebidos (Embedded Insurance) forman parte de un movimiento más amplio que consisten en ofrecer seguros más asequibles, pertinentes y personalizados a los usuarios cuando y donde más lo necesitan.

¿Por qué son? Se trata de abstraer la funcionalidad de los seguros en la tecnología, de modo que muchas más organizaciones y desarrolladores puedan incorporar sin problemas soluciones atractivas de mitigación de riesgos en su customer journey.

Según revela un informe del que se hace eco Finnovista, estos seguros deben incluir aspectos de la cobertura de vida y salud, a los actuales múltiplos de insurtech. Además, los seguros embebidos podrían crear más de 3 billones de dólares en valor de mercado. Una gran oportunidad, añaden: «para aquellos que lo habiliten».

Sólo en el ámbito de los seguros de No Vida, los seguros embebidos podrían representar más de 700.000 millones de dólares en primas brutas emitidas de aquí a 2030, es decir, el 25% del total del mercado mundial.

Sector tecnológico, los expertos en finanzas integradas

Las finanzas integradas están a punto de revolucionar el espacio de las finanzas de consumo de la misma manera que el comercio electrónico transformó el comercio minorista. Y va a ocurrir más rápido de lo que se piensa.

Los directivos del sector tecnológico -desde las tecnologías financieras hasta las de la salud, pasando por el SaaS y el comercio electrónico- ya están aprovechando las finanzas integradas para fidelizar sus marcas, abrir nuevas fuentes de ingresos y tomar el control de sus transacciones financieras.

Según los analistas de mercado las finanzas integradas se convertirán en un sector de 7 billones de dólares en 2030 y generarán 230.000 millones de dólares en nuevos ingresos ya en 2025. Los pagos integrados serán los primeros en despegar, pero las empresas acabarán ofreciendo tarjetas de débito, servicios bancarios, seguros, créditos, préstamos e incluso gestión de activos directamente a sus consumidores.

Cómo aprovechar las finanzas integradas

  • Empresas de tecnología de consumo y telecomunicaciones que ofrecen carteras digitales y tarjetas virtuales de marca
  • Proveedores de comercio electrónico y de software vertical que ofrecen servicios de pago y de compra inmediata a sus clientes.
  • Empresas de transporte compartido que ofrecen pagos instantáneos y servicios bancarios a sus conductores
  • Fintechs que añaden servicios como préstamos instantáneos y tarjetas de débito