«Tesla ha decidio no renovar su póliza de seguro de responsabilidad civil para directores y oficiales (D&O) para el año 2019-2020 debido a las primas desproporcionadamente altas cotizadas por las compañías de seguros», reveló la propia compañía en su presentación de resultados.

En su lugar, afirmaron, «Elon Musk acordó con Tesla proporcionar personalmente una cobertura sustancialmente equivalente a dicha póliza por un período de un año, y los demás miembros de la junta será terceros beneficiarios de la misma».

Aparte del anuncio de abandonar la cobertura de D&O, Tesla también aseguró que la decisión no perjudicaría «el juicio independiente de los otros miembros de la junta» que trabajan con Musk.

Este revolucionaria forma de proveer seguros a los propios directivos de la compañía  es algo que no se había visto en el mercado y abre un innovador debate dentro del mercado asegurador.

¿Qué supone este acuerdo para la industria de seguros?

Según algunos expertos consultados por distintos medios de comunicación sobre esta decisión inusual de ‘autoasegurarse’, es algo que traspasa muchos límites y abre un abanico de dudas.

Ed Ryan, ex consejero general de Marriott International, reconoció que «nunca había oído hablar de algo así». El directivo, añadió: «Si quieres que te tratemos como la aseguradora en algún acuerdo de partes no relacionadas, si podemos superar el hecho de que el CEO es nuestro asegurador, tenemos que verte como una aseguradora: ¿Tienes la capacidad? ¿Cuáles son los límites? ¿Y qué respaldos hay para asegurarnos de que todos estén protegidos?»

«Hacer que el CEO proporcione personalmente D&O a los directores es muy problemático porque tiene por objeto protegerlos de las decisiones que toman sobre él, entre otras cosas», dijo por su parte Charles Elson, profesor de gobierno corporativo de la Universidad de Delaware, a la CNBC. «Por lo general, D&O les da la capacidad de tomar decisiones sin temor a la responsabilidad personal cuando actúan de manera apropiada».Añadió que cree que es una «mala idea».

Autoasegurarse es poco convencional, pero no del todo inaudita. Explica Kevin Hirzel, miembro directivo del bufete de abogados Hirzel Law: «Las organizaciones que renuncian al seguro de D&O suelen confiar en que tienen suficiente dinero para pagar las costas judiciales, los acuerdos y las sentencias».