“Estamos ante el principio del fin de la industria de seguros”, ha advertido Luis Enrique Bandera, presidente de la Federación Interamericana de Empresas de Seguros (FIDES). En un webinar que intentaba dar respuestas a la pandemia en el mercado de seguros de América Latina, organizado por CNseg, Bandera se hizo eco de la noticia que el pasado 2 de septiembre sorprendía a todo el sector y que hace peligrar el mercado asegurador tal y como lo conocemos: la alianza de Google y Swiss Re para ofrecer seguros de salud bajo un modelo innovador basado en el bigdata.

“Esto tiene un impacto bestial -decía- por tratarse de dos de los primeros gigantes del mundo en sus respectivos sectores”, es decir, se trata de una asociación de “una magnitud descomunal”. En su opinión, la trascendencia que tendrá esta unión “será muy grande”, lo que significa que “nos va a modificar el papel que venimos desempeñando todos hasta ahora, tanto seguradoras, como intermediarios como el mismo regulador”. Bandera se preguntaba cómo un regulador local va a poder hacer algo contra una empresa de las dimensiones de Google.

El presidente de FIDES afirmaba que hasta ahora no ha habido un cambio disruptivo en la industria. “Ha habido novedades, pero no una verdadera innovación”, algo necesario ante la amenaza inquietante que supone este acuerdo. “La disrupción va a venir de fuera porque dentro estamos sumergidos en nuestra actividad y no producimos el cambio”, pero una cosa está clara “vendemos protección y eso no ha cambiado desde hace 400 años”.

Insurtech, el mejor aliado

El presidente de la Federación Mundial de Asociaciones de Seguros (GFIA), Recaredo Arias, destacó la importancia de las insurtech, puesto que “la tecnología es la regla del juego en la que tenemos que estar inmersos”.

Para el directivo sería necesario que las aseguradoras inviertan en este aspecto para que “las grandes empresas tecnológicas no vengan y nos echen a un lado”.