Por Adolfo Álamo, Digital Technology Officer, Chubb Latin America

A lo largo de los años, el mundo ha pasado de la era analógica a la digital. Todo lo que abarca desde las actividades domésticas diarias hasta el trabajo de oficina se ha digitalizado y es más fácil realizar tareas utilizando las nuevas capacidades tecnológicas.

Hay muchas tecnologías que han hecho posible la digitalización del mundo. Una de ellas es el cloud computing. Durante la última década, los avances en esta técnica la han puesto al alcance de las masas y la han hecho popular. Ofrece a los usuarios muchos beneficios, como un mayor almacenamiento y un fácil acceso a los recursos de la ‘nube’ en Internet.

 

¿Qué es el ‘cloud computing’?

Consiste en almacenar, administrar y procesar datos en Internet mediante una red de servidores. Empezó a ganar popularidad en 2010, cuando Microsoft Azure inició los servicios en la nube. Esto permitió que los datos se almacenaran en la red y que el acceso a ellos fuera fácil. En el mismo año, Amazon lanzó sus servicios web (AWS) que incluían almacenamiento y administración de datos en la nube. Desde entonces, las personas han estudiado cloud computing y han desarrollado nuevas formas en las que se puede utilizar para facilitar nuestra vida. Esta ha desempeñado un papel importante en la transformación digital de muchas organizaciones y empresas, especialmente en la industria de seguros.

 

¿Qué es la transformación digital?

La transformación digital es la idea de incorporar capacidades tecnológicas en cada aspecto de la vida. Ya sean negocios, medicina, seguros, artes, comunicación o cualquier otra disciplina. El objetivo principal de la transformación digital es facilitar la vida de las personas.

Este proceso, dentro de una organización, se refiere a inculcar tecnología en todos sus departamentos para mejorar sus productos y servicios. Las industrias actuales están haciendo uso del ‘internet de las cosas’, la inteligencia artificial y los servicios en la nube para realzar sus operaciones comerciales; se mantienen al día con los últimos desarrollos tecnológicos y, por lo tanto, configuran sus procesos y equipos para que puedan obtener una ventaja sobre sus competidores.

 

¿Cómo implusa el ‘cloud computing’ la transformación digital?

Cloud computing ha abierto nuevos caminos para las organizaciones y las empresas. La utilizan para aumentar su eficiencia y mejorar la calidad de sus productos y servicios para mantenerse en el mercado. Sin la invención de la nube, a las organizaciones les resultaría difícil sobrevivir y crecer en el mercado. No tendrían más remedio que usar enfoques tradicionales ineficaces para construir nuevos modelos de negocios. Sin la nube, a las organizaciones les resultaría difícil avanzar hacia una transformación digital.

Estas son las formas en las que las organizaciones se benefician de la nube para provocar un cambio digital:

  1. Reducción de costos

Las organizaciones han pasado del método tradicional de almacenamiento de datos en discos duros al almacenamiento en la nube. Es una opción mucho más barata; por lo tanto, ayuda a las organizaciones a reducir costos. Antiguamente, las organizaciones solían almacenar datos y registros en papeles. Luego, se trasladaron al almacenamiento de datos en discos duros grandes y dispositivos de almacenamiento. Este enfoque tradicional utilizaba una gran parte del espacio en las oficinas y requería un mantenimiento continuo. El sistema de cloud computing ha salvado a las organizaciones de la molestia de almacenar, mantener y procesar los datos manualmente y de los costos que la acompañan.

  1. Aumento de la productividad

Cloud computing ha brindado a las organizaciones la oportunidad de utilizar el software como un servicio (SaaS, por sus siglas en inglés). Promueve la automatización en las industrias y ayuda a disminuir la cantidad de tiempo necesario para que ocurran los procesos. Ofrece a las empresas adaptarse rápidamente a los cambios del mercado y ahorrar tiempo. La cantidad de tiempo que las organizaciones solían dedicar a implementar aplicaciones de software se ha reducido, lo que les permite trabajar más y aumentar la productividad. Además, los empleados pueden acceder a los archivos en cualquier momento y lugar, lo que les ayuda a trabajar más rápido.

  1. Seguridad mejorada

La computación basada en la nube permite a las organizaciones proteger su información contra el robo de datos. Almacenan sus datos en servidores seguros que evitan que intrusos y miembros no autorizados accedan a ellos. Al hacer múltiples respaldos de sus datos, reducen la probabilidad de perderlos. Además, utilizar cloud computing reduce las posibilidades de falla del sistema debido a la sobrecarga, ya que toda la información se almacena en Internet y no en el sistema.

 

Tipos de nubes usados hoy

Actualmente, el cloud computing utiliza dos tipos de nubes: privada y pública.

Nubes privadas: contienen datos y recursos a los que solo pueden acceder los miembros dentro de una organización. Hace uso de un servidor cerrado localizado dentro de la organización al que todos los empleados pueden acceder, por ejemplo, un servidor de correo. Ayuda a almacenar sus datos de forma segura dentro de una nube a la que nadie más puede acceder. También les ayuda a construir una red privada muy solidaria dentro de la organización que puede trabajar en conjunto para mejorar continuamente la calidad de sus productos y servicios.

Nubes públicas: Las nubes públicas son los sistemas de cloud computing más utilizados. Las proporciona un proveedor externo en una red pública. Un ejemplo de ‘nube’ pública es Microsoft Azure, que ofrece a las organizaciones herramientas diferentes que pueden usar para actualizarse. Aquí, Microsoft es un proveedor externo de la nube y múltiples organizaciones pueden acceder a ella a través de Internet.

 

El futuro de la nube en la transformación digital

Una gran cantidad de organizaciones están haciendo uso de nubes públicas y privadas, mientras que algunas de ellas están avanzando hacia un mejor enfoque: la nube híbrida.

La nube híbrida es una mezcla de nubes públicas y privadas. Es lo que la mayoría de las organizaciones utilizarán en el futuro para avanzar hacia la transformación digital. Ofrecerá la privacidad de una nube privada junto con la facilidad de acceso proporcionada por las nubes públicas. Las organizaciones pueden usarla para almacenar su información privada, como informes financieros, así como para tareas que requieren un gran espacio de almacenamiento, como correos electrónicos.

Dado que las nubes públicas son rentables, se pueden usar nubes híbridas para reducir costos y solo gastar dinero cuando sea necesario. Las organizaciones pueden digitalizarse de manera eficiente utilizando la nube híbrida para el almacenamiento de datos internos y externos. Se les proporciona la flexibilidad de elegir entre las opciones de la nube según sus preferencias.

Cuando se trata del desarrollo de tecnologías y servicios habilitados para la nube, hemos recorrido un largo camino en poco tiempo. Con la aparición de las nubes híbridas, se espera que las organizaciones adopten esta tecnología como parte de su transformación digital y sus operaciones mejorarán en muchos aspectos.