Las compañías de seguros en Colombia han mantenido fuertes posiciones de capital y el mercado en su conjunto muestra un amplio márgen de crecimiento en un clima económico favorable que está siendo respaldado por una regulación adecuada. Todos estos factores están respaldando la perspectiva estable de A.M. Best para el sector asegurador.

Desde la agencia se analiza los distintos segmentos del mercado asegurador en un nuevo informe titulado ‘Market Segment Outlook: Colombia Insurance’ donde se pone de relieve que el seguro colombiano ha demostrado un sólido desempeño operativo con canales de distribución diversificados en medio de condiciones económicas que han mejorado. Estos factores dan lugar a una mayor penetración de los seguros. Sin embargo, la tasa de penetración de los seguros en el país ha crecido desde 2014, pero ha disminuido al 2,8% interanual en 2018. Además, el mercado de seguros no ha sido capaz de seguir las tendencias económicas de forma coherente. El crecimiento de las primas se expandió un 1,6% en términos reales, significativamente inferior al 4,5% registrado en 2017, debido principalmente a volúmenes de primas de seguros provisionales, de salud y de accidentes personales más bajos.

Por otro lado, la proporción combinada de la industria mejoró en 2018, de 106,2 en 2017 a 104,5. Según la agencia, además, el segmento de Vida representa el 51% del total de las primas brutas emitidas y en la mayoría de los mercados con un fuerte componente de seguros de vida, el ratio combinado tiende a ser superior a 100. En Colombia, el ratio operativo del segmento de vida es del 59%, teniendo en cuenta los resultados generados por los ingresos de las inversiones. Este resultado está impulsado por las menores tasas de beneficios pagados y de ingresos por inversiones en comparación con 2017. El crecimiento en el segmento de vida también se ha debido a las mejores condiciones crediticias, ya que muchas de estas políticas están relacionadas con préstamos hipotecarios y de consumo originados en el sector financiero.

La rentabilidad fue fuerte en 2018 y las aseguradoras generaron un rendimiento de los fondos propios del 13,2%. Para los aseguradores de No Vida, el seguro obligatorio de automóviles se benefició del aumento del salario mínimo, así como de los ajustes de su precio y del aumento de las ventas de automóviles nuevos durante 2018.

Crecimiento para este año

A modo de conclusión y mirando a las cifras de este año, desde la agencia se destaca que el crecimiento económico previsto para 2019, junto con la mejora de los términos comerciales y la reducción del déficit comercial, se espera que el mercado de seguros de Colombia construya una base de negocios más amplia, optimizando al mismo tiempo los resultados técnicos y manteniendo una fuerte capitalización ajustada al riesgo.