El mercado de los seguros cibernéticos sigue siendo una fuente de crecimiento para las aseguradoras de No Vida em Estados Unidos. Sin embargo, el crecimiento del mercado se está desacelerando, según Fitch Ratings, que cifra en 2.000 millones de dólares el total de primas cibernéticas directas emitidas por la industria el pasado año. Esto supone un crecimiento del 8%, cuando en 2017 la subida fue del 37%.

«Después de varios años de fuerte crecimiento, los ingresos de los ciberseguros en Estados Unidos se han moderado en 2018″, confirma Gerry Glombicki, director de Seguros de la agencia. En todo caso, “seguimos creyendo que los eventos cibernéticos de alto perfil, el deseo de una gestión de riesgos más sofisticada y la mejora de los precios impulsarán el segmento a largo plazo», matiza.

Los informes de los propios corredores de seguros y de otros expertos del mercado muestran “aumentos graduales” en las tasas de adopción de cobertura cibernética y el potencial para una mayor expansión del mercado.

Estados Unidos es, con mucho, el mercado más grande del mundo de ciberseguros. Los efectos en Europa y otras jurisdicciones de los requisitos reglamentarios y legales, como el Reglamento de Protección Global de Datos (GDPR) de la UE, para gestionar y proteger los datos privados y sensibles o soportar multas y penalizaciones significativas, también están despertando un mayor interés en la gestión y cobertura del riesgo cibernético.

Fitch remarca, un informe publicado esta misma semana, que los grandes ciberataques y la incertidumbre previa sobre los términos cibernéticos en las pólizas de seguros para las empresas siguen demostrando la necesidad de esta cobertura. Por el momento, las aseguradoras están abordando los riesgos cibernéticos no contemplados expresamente añadiendo una cobertura afirmativa en las pólizas, incluidos los sublímites y los endosos cibernéticos, aunque estos esfuerzos de adaptación varían mucho de una compañía a otra.

Hasta la fecha, el mercado cibernético ha mostrado una fuerte rentabilidad. Los ratios de siniestralidad para pólizas independientes se mantuvieron “consistentemente favorables” en un 34% en 2018, en comparación con el 35% en 2017. “Pero esto no confirma necesariamente resultados similares en el futuro”, advierte la agencia. “Los limitados datos históricos de siniestros presentan desafíos para los nuevos suscriptores. Las aseguradoras que, en última instancia, suscriben pólizas cibernéticas se enfrentan a una enorme incertidumbre a la hora de medir la probabilidad y el coste final de los posibles ciberataques, que pueden ir desde ataques a infraestructuras energéticas hasta eventos con software de rescate o ataques en la nube”, detalla el trabajo de Fitch.

Por todo ello, a la agencia le preocupa que los resultados favorables puedan promover “una competencia de precios, flexibilización en términos y condiciones de suscripción y atracción de capacidad ingenua, todo lo cual podría causar perturbaciones significativas a un mercado todavía inmaduro y no probado», advierte Glombicki.

La concentración del mercado de seguros cibernéticos en Estados Unidos sigue estando relativamente concentrada y los 10 principales grupos tiene una cuota de mercado del 71% en 2018. Los cambios en el ranking han sido limitados  y CHUBB sigue siendo líder en el mercado de las primas cibernéticas, tanto en productos independientes y como en paquetes combinados.