La Oficina de Terrorismo e Inteligencia Financiera del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos ha emitido una advertencia a las personas y empresas de los Estados Unidos después de que el número de ataques ransomware haya aumentado de manera exponencial.

Desde el Gobierno se ha pedido unir esfuerzos para detectar y denunciar los pagos de rescates «es es crucial para prevenir y disuadir a los agentes cibernéticos de desplegar este software a otras empresas y personas».

Además, la Red para la Represión de los Delitos Financieros del Tesoro (FinCEN por sus siglas en inglés) ha publicado un documento de asesoramiento en el que se detalla el papel de los intermediarios financieros en los pagos, las tendencias y tipologías de los programas informáticos de ransomware y las señales de alarma financieras que derivan de estos ataques.

El informe, titulado «Advisory on Ransomware and the Use of the Financial System to Facilitate Ransom Payments», también detalla una relación sobre la presentación de informes y el intercambio de información relacionada con los ataques de software de ransomware.

La apropiación de cuentas aumenta un 280%

Un estudio reciente de Sift afirma que los ataques de apropiación de cuentas han aumentado en un 282% durante el último año. Bajo estas cifras, el Subsecretario Justin G. Muzinich, alertó que «los ciberdelincuentes han desplegado sus ataques ransomware contra escuelas, hospitales y empresas de todos los tamaños en EE.UU.».

«Hacienda seguirá utilizando sus poderosas herramientas para contrarrestar a estos ciberdelincuentes malintencionados y a sus facilitadores», remarcó. Pero se trata de un trabajo de detención y seguridad que debemos hacer entre todos, apuntó.