La pandemia del Covid-19 ha pasado factura a la industria insurtech ya que, en el primer cuatrimestre del año, las inversiones en este sector no sólo no cumplieron con las estimaciones que se tenían, sino que disminuyeron en comparación con el mismo periodo del 2019, tal y como apuntó la consultoría  Insurtech Global Outlook 2020”.

Jorge Corral, director de Business Consulting de Everis en México, recordó en una entrevista a el diario mexicano El Economista, que en el mismo periodo del año pasado se invirtieron a nivel mundial 1.200 millones de dólares, mientras que para este año esperaban que el monto fuera entre 1.400 y 1.500 millones; sin embargo, en los primeros cuatro meses del año sólo se invirtieron 900 millones de dólares.

No obstante, Corral no prevé que se deje de invertir: “No se va a dejar de invertir en insurtech. En el primer trimestre, pese al virus, la inversión continuó. Lo que se busca en estos momentos es tener un mayor cuidado, por lo que existe un menor apetito de riesgo por parte de los inversionistas”.

Corral añadió que el impacto del Covid-19 en las inversiones en este sector será todavía más fuerte en el segundo y tercer cuatrimestres del año; sin embargo, ante la situación sanitaria actual, prevé que exista un mayor apetito en aquellas empresas que estén enfocadas al rubro de la salud.

Las maduras captan la inversión

“Creció el número de inversionistas interesados en participar en el ecosistema de startups de seguros con modelos de negocio más consolidados y maduros. Esto se debe a que sus soluciones tecnológicas les proporcionan nuevas fuentes de ingresos, elevan su eficiencia operacional y les ayudan a conocer mejor a sus clientes de cara a fidelizarlos”, recuerda el expert sobre el estudio.

En este sentido,explicó Corral que, en promedio, se invirtieron 117 millones de dólares en insurtech con proyectos maduros, mientras que las startups que empezaban apenas captaron entre cinco y siete millones.