Mayor protagonismo de los gobiernos; impulso a la transformación digital; y restructuración de la cadena de suministros. Estos son algunos de los efectos a largo plazo que traerá la pandemia provocada por el Covid-19.

El Swiss Re Institute dedica la última edición de sus ‘Economic Insights’ a las implicaciones que se espera para la sociedad y la economía tras el brote epidémico del coronavirus.

Determina en su análisis que todos estos factores en conjunto podrían conducir a una situación de estanflación y/o a una depresión financiera en los próximos dos o tres años que, en todo caso, supondrían un gran desafío para las aseguradoras.

No obstante, algunos de estos retos, como la evolución de la cadenas de suministro o el avance de la economía digital, “crearán nuevas oportunidades para el seguro”. En el primero de los casos, los cambios implicarían la construcción de nuevas fábricas e infraestructuras asociadas que requerirían, a su vez, seguros de daños materiales, de continuidad de negocio, etc.

Oportunidades en digitalización

En cuanto a la digitalización, el informe señala que “habrá oportunidades asociadas para el seguro, como las ciberpólizas y los seguros personales y comerciales”.

Esperamos que la tendencia de digitalización se intensifique como resultado de las medidas de bloqueo de Cmovid-19. Por ejemplo, muchos empleados han estado trabajando de forma remota y las empresas y plataformas de comercio electrónico se han vuelto aún más importantes. «Creemos que la experiencia Covid-19 solo perpetuará estas tendencias«, señala el informe.