El Directorio del Banco Central ha establecido, a través de la Comunicación A6859, una serie de normas que deberán cumplir las cuentas de pago ofrecidas por los Proveedores de Servicios de Pago (PSP) y que repercuten a las Fintech en su cuentas de pagos virtuales.

Según esta normativa se otorgará mayor transparencia al sistema y se incrementará la protección a los usuarios financieros.

Así, remarca la autoridad, Argentina da un paso valioso para la regulación de los PSP. Además de alinearse con otros países de la región y de Europa que ya cuentan con un marco normativo para los prestadores de servicio de pago (PSP).

Una de las medidas consiste en que los fondos de los clientes acreditados en cuentas de pago ofrecidas por los PSP estén en cuentas a la vista, en pesos, en entidades financieras del país. También deben estar disponibles con carácter inmediato ante su requerimiento por un total equivalente al que fue acreditado en la cuenta de pago.

«Sin perjuicio de ello, los PSP podrán, según lo pidan sus clientes, aplicar los saldos de las cuentas de pago en fondos comunes de dinero y se requerirá al PSP que los saldos invertidos se informen de manera separada del resto«, añade la normativa.

Estas disposiciones deberán estar implementadas, como máximo, el 31 de enero de 2020.