innovación digital

Para que las empresas salgan de la situación actual de incertidumbre es esencial que ofrezcan opciones con las que realizar transacciones digitales sin fricciones. Cerca del 85% de los 1.610 ejecutivos de grandes empresas encuestados en todo el mundo para realizar el estudio cree que facilitar las transacciones digitales es “esencial para la supervivencia de los negocios”, más importante aún que contar con una oferta de productos competitiva.

Así lo define el último informe de TransUnion, organización internacional de análisis e información, ha hecho públicos los resultados de un estudio llevado a cabo por The Economist.

“La Covid-19 ha acelerado la transformación digital de forma dramática: un 61% de los ejecutivos encuestados afirma que sus empresas han cambiado sus procesos de compra y venta debido a la situación provocada por la pandemia”, afirma Shai Cohen, vicepresidente senior de Soluciones Globales contra el Fraude en TransUnion. “Pero todos estos avances dejarán de tener sentido si no eliminamos las barreras para desarrollar una verdadera confianza digital entre empresas y consumidores. Por ejemplo, dos tercios de los directivos encuestados afirma que sus propias organizaciones modificaron sus procedimientos para realizar transacciones digitales porque experimentaron fallos técnicos durante la pandemia”.

Tecnologías para reducir el fraude

El estudio de TransUnion desvela también cómo algunas tecnologías, entre las que se encuentran la Inteligencia Artificial, las identidades digitales o las súper-apps (portales digitales instalados sobre todo en el teléfono móvil y que facilitan el acceso a servicios de pago o de terceros), pueden facilitar la realización de transacciones y generar nuevos negocios para las empresas.

Para un 85% de los ejecutivos encuestados, la biometría será el método de autenticación para pagos predominante en los próximos diez años. Además, según el 43% de los encuestados, la seguridad mejorada y la detección de fraude se verán beneficiadas por el uso de la Inteligencia Artificial; el 29% cree que la experiencia de usuario también se verá optimizada por estas tecnologías. Finalmente, para el 79%, un sistema nacional de identificación digital ayudaría a prevenir el fraude en el consumo.

Identidad digital

Siete de cada diez ejecutivos preguntados en el estudio de TransUnion cree que contar con una identidad digital permitiría además a los grupos de bajos recursos tener acceso a servicios de los que son normalmente excluidos. Especialmente lo consideran así los directivos de empresas de telecomunicaciones y entidades financieras de préstamo, dos de las industrias que más esfuerzos han realizado por poder llegar a los ciudadanos que mayores dificultades financieras tienen, con innovaciones como los microcréditos o los pagos por móvil.

Por otro lado, casi el 73% de los ejecutivos encuestados cree que los consumidores se sienten cómodos a la hora de compartir información personal con empresas. El 71% cree que también ocurre lo mismo cuando se comparten datos personales con entidades públicas.