La llamada ‘economía de plataformas’ es un campo de oportunidades que el sector asegurador debe sacar provecho. Swiss Re Institute quiere respaldar a la industria, para llevarlo a la práctica, dedica una serie de artículos a analizar las implicaciones que este fenómeno tiene para el Seguro y clientes

La reaseguradora adopta una óptica abierta, con ejemplos extraídos de otros sectores, para dar luz a las posibilidades de los ecosistemas digitales. El primero de los artículos que ha publicado  ofrece las características principales de estos entornos y cómo están evolucionando: “Los ecosistemas [digitales] son los nuevos mercados: combinan una variedad de servicios y vendedores en una plataforma para ofrecer una experiencia holística al usuario”.

Defiende que el Seguro debe combinar la búsqueda de nuevos socios y proveedores con información para crear su propio ecosistema digita y, de hecho, ya hay casos de integración de servicios financieros y de seguros en este tipo de ecosistemas como los que han creado los servicios de entrega a domicilio, los market places, el transporte y la salud.

Por otra parte, la proliferación de ecosistemas digitales, que sin duda son ya una readlidad, constituye, en sí misma, una oportunidad para la industria. Riesgos que hace solo unos años eran insignificantes pero que el desarrollo de la tecnología y de la legislación que busca proteger los datos personales y la intimidad en internet han incrementado de manera exponencial.

“Ahora, un virus enviado a una máquina en red puede proporcionar la puerta trasera para que millones de datos caigan en manos de una persona no autorizada”. La consultora Gartner predice que el cumplimiento normativo de la infraestructura crítica elevará los gastos de seguridad del Internet de las Cosas hasta los 874 millones de euros a nivel mundial para 2021, en comparación con los 87,46 millones actuales.