El fortalecimiento de las condiciones del mercado de seguros primarios ha sido el principal detonante para que se den mejoras en los precios, términos y condiciones de las renovaciones de reaseguro del principios de junio y de julio de este año, de acuerdo con el último informe de renovaciones de WILLIS RE.

El estudio revela que casi todos los compradores pudieron asegurar la capacidad que deseaban en este periodo, pero la diferenciación entre las cedentes por parte de los reaseguradores ha aumentado, sobre todo en función de la exactitud de sus anteriores estimaciones de pérdidas por catástrofe. “Los precios y la capacidad superiores estaban disponibles para los clientes considerados como socios comerciales preferentes”, indica el bróker.

La cobertura de retrocesión de los seguros no marítimos experimentó los mayores aumentos de precios, hasta un 35% para los programas afectados por pérdidas, mientras que los seguros de No Vida para riesgos catastróficos y exposiciones por riesgo a nivel nacional en Florida y Estados Unidos experimentaron un aumento de taridas de hasta un 25%. Sin embargo, remarcan los responsables del informe, los incrementos de precios ‘estándar del mercado’ han sido desplazados por el enfoque más exigente de los reaseguradores, creando una amplia disparidad de precios entre las diferentes cuentas.

Además, el empeoramiento de los índices de pérdidas y la disminución de la redundancia de las reservas en varias líneas apuntan a la necesidad de mantener el impulso para garantizar un rendimiento sostenible.

Un mercado “funcional y lógico”

«Las recientes pérdidas menores por catástrofes debidas a riesgos que no están tan bien modelados y que se alían con el continuo aumento de las pérdidas debido a eventos de mayor envergadura, son un reto para algunas partes del mercado y hacen que algunos reaseguradores vuelvan a revisar sus modelos de aseguramiento. Esto fue más notable en las renovaciones de Florida, donde los precios tomaron una dirección alcista, particularmente para las cedentes que buscan un nuevo límite», indica James Kent, CEO global de WILLIS RE.

Para el directivo, los compradores de retrocesión también han sentido el impacto del apetito cambiante del mercado, “poniendo bajo escrutinio los modelos de negocios de algunos compradores a medida que la capacidad de las ILS se ha rebajado, aumentando la oportunidad para las compañías de reaseguros tradicionales, que son menos dependientes de la capacidad de retrocesión». En general, resume, «sigue siendo un mercado de reaseguros funcional y lógico, con precios y capacidad preferentes para las cedentes consideradas como socios superiores».