En el primer artículo de esta serie de 10 Mitos versus realidad elaborado por varios expertos de McKinsey’s, se analiza la modernización de la industria de seguros frente a la tecnología y cuánto de los mitos que se dicen de ella son reales y cuántos no.

Ahora en este segundo mito se desarrolla esta afirmación: La modernización significa simplemente reemplazar la plataforma.

La realidad

Los reemplazos de la plataforma central suelen tener mayores costos de inversión inicial que la modernización de la TI, ya que requieren tanto software como hardware, el tiempo de los expertos y extensas pruebas, explican. Además, la migración de las políticas existentes y sus contratos implícitos a una nueva plataforma suele ser costosa -estos costos adicionales deben tenerse en cuenta en cualquier decisión- y lleva mucho tiempo.

«Una de las principales razones de los elevados costos de modernización es la antigüedad y la calidad de los datos y las normas: las políticas mal mantenidas son costosas de actualizar y modernizar para que funcionen en un nuevo sistema. Los tipos de productos y el contexto geográfico también deben considerarse».

Así, por ejemplo, según los expertos de la consultra; las políticas de propiedad personal y de accidentes de los Estados Unidos se publican generalmente cada año y, por lo tanto, cuentan con datos y normas de política actualizados; esto hace que los esfuerzos de migración sean más sencillos. Por el contrario, en países como Austria o Alemania, las pólizas se actualizan anualmente para ajustar las primas a la inflación, pero los datos, las normas y los términos de las pólizas sólo cambian cuando un cliente se cambia a una nueva póliza, lo que puede no ocurrir durante muchos años. Por lo tanto, las reglas de las pólizas deben trasladarse al sistema de destino o los clientes deben cambiar a una nueva póliza durante la modernización, lo cual lleva mucho tiempo.

Las pólizas de seguro de vida se emiten por períodos más largos (a menudo décadas) y tienden a presentar retos aún mayores en cuanto a los datos heredados.

Cómo navegar frente a esta tecnología 

Para mitigar el riesgo de interrupción, algunas organizaciones podrían optar por un enfoque híbrido: emitir nuevas pólizas en la nueva plataforma básica, manteniendo al mismo tiempo las pólizas existentes en la plataforma heredada. Sin embargo, esto puede crear un período de ineficiencia, ya que ambas plataformas necesitarán mantenimiento y capacitación para el personal de operaciones. Los líderes tecnológicos tendrán que tener en cuenta esta burbuja de costos (el aumento del costo de mantenimiento de los activos en las dos plataformas) en su plan de actividades y contar con un plazo establecido para migrar, minimizar o descargar las políticas heredadas.

En muchos casos, detalla el artículo «La modernización en el lugar de trabajo es significativamente menos arriesgada que la sustitución de una plataforma central, e igual de potente».

«Esto es particularmente cierto en las numerosas situaciones en que los productos y políticas existentes no están bien documentados. El sistema existente puede dividirse en bloques de políticas similares, actualizando cada bloque para obtener los beneficios más valiosos, con mucho menos riesgo», remarcan.