La Federación Interamericana de Empresas de Seguros (FIDES) ha celebrado su Asamblea General Ordinaria el 11 de diciembre de 2020, en la que fue ratificada la elección del Rodrigo Bedoya como presidente de la Federación  para el período comprendido del 1º de enero de 2021 al 1º de enero de 2024.

Bedoya es el actual presidente de la Asociación Boliviana de Aseguradores (ABA) y Vicepresidente de Desarrollo Comercial de La Boliviana Ciacruz de Seguros y Reaseguros.

En la Asamblea se eligió el Consejo de Presidencia para el mismo período, el cual
quedó integrado con Luis Enrique Bandera como Past President y por los siguientes
cuatro presidentes de comisiones regionales:Eduardo Morón, primer vicepresidente y presidente de la Comisión Regional Andina (Perú); Marcio Serôa de Araujo Coriolano, segundo vicepresidente y presidente de la Comisión Regional Sur (Brasil)
Pilar González de Frutos, tercer vicepresidente y presidente de la Comisión Regional Norte (España); Giancarlo Caamaño, cuarto vicepresidente y presidente de la Comisión Regional de Centroamérica y el Caribe (Costa Rica).

«Decisiones apresuradas que alteren la técnica aseguradora solo lograrán un debilitamiento de la solvencia»

Por otro lado en la Asamblea se se emitió además la Declaración FIDES 2020 y dada su importancia la reproducimos íntegramente a continución:

La pandemia del COVID-19 impactó significativamente, en mayor o menor medida, a todas las actividades en todos los países del mundo a lo largo del año 2020. Nuestro sector no fue una excepción.

Desde el inicio de la pandemia hubo aseguradoras de los países miembros de FIDES que decidieron otorgar voluntariamente la cobertura en las pólizas de salud a pesar de estar contractualmente excluida. Esta decisión ha sido una valiosa contribución del sector asegurador. Ha implicado que asumiera el pago de millones de dólares en siniestros originados en el COVID 19, constituyéndose en un aporte voluntario sin precedentes. Se otorgaron también coberturas de vida en forma gratuita al personal de salud en varios de nuestros países miembros.

Al igual que otros sectores, las compañías de seguros tuvieron que enfrentar el impacto de las cuarentenas. A pesar de ello, adoptaron las medidas y desarrollaron las acciones necesarias para mantener la continuidad de sus operaciones y el servicio a sus asegurados. Se han destacado el pago de los siniestros, el otorgamiento de plazos especiales para el pago de primas y la renovación de coberturas.

Hemos cumplido adecuadamente con nuestros compromisos a pesar de vivir en un mundo en crisis y con elevada incertidumbre. Y sin dudas lo seguiremos haciendo.

Sin dudas, este no es el momento adecuado para cambiar las normas de fondo que rigen nuestra actividad, desconociendo la base técnica y financiera del seguro.

Nos preocupa, de sobremanera, el intervencionismo de los gobiernos proponiendo leyes que obliguen al sector asegurador a otorgar determinadas coberturas, a pagar siniestros excluidos contractualmente, particularmente en las coberturas de interrupción de negocios y a permitir retiros parciales en las rentas vitalicias previsionales, violando el derecho de propiedad y poniendo en peligro la capacidad de continuar cumpliendo nuestros compromisos con los asegurados.

Asimismo, es preocupante también para nuestro sector la aparición de nuevas cargas impositivas que deben ser soportados por los aseguradores.

Nos preocupa, de sobremanera, el intervencionismo de los gobiernos proponiendo leyes que obliguen al sector asegurador a otorgar determinadas coberturas, a pagar siniestros excluidos contractualmente

Debemos estar conscientes de la importancia de enfrentar esta crisis con un enfoque y un análisis global del funcionamiento del sector asegurador. La estabilidad de las aseguradoras requiere de mucha cautela en las decisiones que se pretendan tomar. Decisiones apresuradas que alteren la técnica aseguradora solo lograrán un debilitamiento de la solvencia y estabilidad del sector asegurador poniendo en serio riesgo la supervivencia del mismo.

En este sentido, la Federación Interamericana de Empresas de Seguros (FIDES), como entidad que aglutina y representa al sector asegurador hispanoamericano, considera que el momento oportuno de analizar cambios será una vez finalizada esta crisis.

Será el momento oportuno de trabajar conjuntamente con el sector público y los reaseguradores en la búsqueda de nuevas coberturas y otras medidas que permitan una mejor transferencia de riesgos como los que estaremos afrontando en el futuro.

«Queremos destacar también la importancia de un dialogo fluido y permanente con nuestros reguladores»

Entendemos que esta es la mejor forma de enfrentar la peor crisis de las últimas décadas. Estaremos garantizando de esta forma el adecuado funcionamiento de las aseguradoras para que puedan seguir cumpliendo con sus compromisos.