A partir de 2020 veremos cómo las aplicaciones y servicios digitales requieren una nueva infraestructura de Internet más sencilla e inteligente que soporte las innovaciones en términos de velocidad, escalabilidad y seguridad, explican desde Cisco.

Pero, ¿qué tendencias tecnológicas considera especialmente significativas para 2020?

Estas son las cuatro predicciones:

  • El Internet del futuro. La transformación digital creará en los próximos años múltiples experiencias con tecnologías avanzadas como realidad virtual y aumentada, streaming 16K, IA, 5G, computación cuántica, ciberseguridad adaptativa, IoT inteligente y otras aún no inventadas. Estas futuras generaciones de aplicaciones requieren capacidades que la actual infraestructura de Internet no puede soportar de manera viable. Hay que repensar y reinventar la infraestructura de Internet, para que la Red sea más rápida, escalable, segura, económica y sencilla de gestionar.
  • Aplicaciones digitales, nueva fidelidad de marca. La interacción digital de usuarios y consumidores con los negocios -a través de aplicaciones o páginas web- es ya algo habitual. Según el último App Attention Index de Cisco, el uso de servicios digitales ha evolucionado hasta convertirse en un comportamiento inconsciente, un ‘reflejo digital’. La mayoría de los consultados (71%) admiten que los servicios digitales son intrínsecos a su vida diaria. Estos usuarios demandan a los negocios una experiencia ‘premium’. En caso de problemas de rendimiento con las aplicaciones, recurrirán a la competencia (49%) o desaconsejarán a otros el servicio o la marca (63%). A partir de 2020, las empresas deben ofrecer experiencias digitales sencillas, rápidas e innovadoras, prestando especial atención a la analítica de datos sobre el rendimiento de la aplicación en tiempo real.

«El uso de servicios digitales ha evolucionado hasta convertirse en un comportamiento inconsciente, un ‘reflejo digital’. La mayoría de los consultados (71%) admiten que los servicios digitales son intrínsecos a su vida diaria. Estos usuarios demandan a los negocios una experiencia ‘premium’»

  • Zero Trust y Threat Hunting. Los ciber-delitos ya cuestan a las economías tres veces más que los desastres naturales a escala global. La seguridad reactiva, que principalmente afronta las amenazas sólo cuando afectan a los sistemas, ya no es suficiente. Las organizaciones demandan adelantarse a las amenazas y una nueva aproximación ‘Zero Trust’ (confianza cero fuera del perímetro de red). Además, el modelo Threat Hunting desempeñará un papel más importante en la estrategia holística de seguridad de las organizaciones. Threat Hunting pretende descubrir nuevas vulnerabilidades y malware aún desconocidos. Incluso si no detecta malware, a menudo desvelará vulnerabilidades que requieren nuevas políticas, reduciendo así los vectores de ataque.
  • Intent-Based Networking, más allá de SDN. Más allá de la conectividad, las redes desempeñan un papel fundamental en la reinvención de aplicaciones, la protección de datos, la transformación de la infraestructura y las herramientas de trabajo. En los últimos años, han evolucionado en torno a SDN (Software-Defined Networking) al facilitar una gestión y seguridad centralizadas, mayor flexibilidad y menores costes. SDN constituye un puente relevante hacia una verdadera red basada en la intención (IBN, Intent-Based Networking), sistemas que utilizan inteligencia artificial y aprendizaje automático para anticipar acciones, detectar y resolver anomalías y detener ciber-amenazas de forma automática. El 78% de los responsables TIC consultados por Cisco prevén esta evolución en los próximos dos años, mientras el 35% creen que sus redes estarán completamente basadas en la intención en 2022.

SDN constituye un puente relevante hacia una verdadera red basada en la intención (IBN, Intent-Based Networking), sistemas que utilizan inteligencia artificial y aprendizaje automático para anticipar acciones, detectar y resolver anomalías y detener ciber-amenazas de forma automática.