Las aseguradoras están abandonando su papel tradicional para reforzar la colaboración con las insurtechs en beneficio del cliente. Y este cambio es la mejor apuesta estratégica que debe hacer el seguro ya que el sector más tradicional del mercado tiene ante sí un panorama de cambio estructural en el que es esencial la colaboración con las InsurTechs para poder satisfacer las crecientes expectativas de los clientes, tal como advierte la nueva edición del Informe Mundial Insurtech 2019 (World InsurTech Report, WITR), publicado por Capgemini y Efma.

“Conforme evoluciona el mercado del seguro, las aseguradoras tradicionales irán abandonando su papel tradicional de pagadores de daños para convertirse en socios que identifiquen y prevean el riesgo y que ayuden a sus clientes a cubrir tanto las necesidades de cobertura como de otra índole”, asegura Anirban Bose, CEO de la Unidad de Servicios Financieros de Capgemini y miembro del Comité Ejecutivo del Grupo. “Para reforzar la relación con el cliente, las aseguradoras tendrán que colaborar más con las InsurTechs, que ya dominan el campo de la experiencia digital del cliente gracias a la combinación de las tecnologías más innovadoras con el uso de datos”.

El Infome describe un nuevo ecosistema de seguros como un mercado abierto, basado en el desarrollo de nuevas experiencias centradas en el cliente, una selección estructurada de InsurTechs y un enfoque colaborativo para la configuración y lanzamiento de productos y servicios. Para posicionarse en el nuevo ecosistema del sector, serán fundamentales cuatro cambios esenciales en el modelo operativo y de negocio de las compañías:

  • El cambio de foco del producto hacia la experiencia del cliente: más del 70% de las aseguradoras tradicionales y las InsurTechs señala que es esencial centrarse en soluciones integrales de cobertura de riesgo para el establecimiento del marketplace asegurador del futuro.
  • Consideración de los datos como activo crítico: el 70% considera que la adquisición de capacidades avanzadas en gestión de datos es una cuestión crítica.
  • La transición de un sistema de propiedad hacia una economía compartida: más del 35% de las aseguradoras tradicionales y las InsurTechs señalan que son conscientes de que resulta fundamental focalizarse en el concepto de propiedad compartida de un activo.
  • Las alianzas con especialistas frente al enfoque tradicional de “yo lo hago o yo lo compro”: el 90% de las InsurTechs y el 70% de las aseguradoras tradicionales afirman que desean colaborar entre sí. Unas y otras tienen, además, un considerable interés por la colaboración con otros sectores, como el de salud, el de viajes, transporte y alojamiento o el retail.

“Las aseguradoras se beneficiarán de las alianzas con las InsurTechs en un mercado con cada vez más participantes”, afirma Vincent Bastid, secretario general de Efma. “Las conclusiones del estudio revelan que las aseguradoras y las InsurTechs están deseando colaborar entre sí, lo que, en definitiva, beneficiará al cliente, que tendrá acceso a productos y servicios más avanzados”.

Otras datos destacados del informe

  • La madurez digital es una prioridad de las aseguradoras tradicionales, pero las aspiraciones difieren de la realidad. Si bien las aseguradoras son conscientes de la importancia de estos cambios fundamentales, sigue habiendo una importante distancia entre las expectativas y el grado actual de madurez tecnológica. Por ejemplo, el 79% de las aseguradoras considera que las capacidades avanzadas de gestión de datos son esenciales, pero solo el 37% tiene una estrategia amplia y holística de transformación digital. De igual modo, más de un tercio (37%) asegura que la propiedad compartida de activos es crítica, pero solo el 11% están haciendo uso de una arquitectura abierta para colaborar con otros participantes del sector.
  • El establecimiento de colaboraciones y alianzas debe ser una prioridad. El 68% de las aseguradoras afirma que es fundamental crear alianzas (frente a iniciativas o desarrollos unilaterales), si bien actualmente solo el 32% señala estar colaborando con otros actores del ecosistema para ofrecer servicios de valor añadido. Un ecosistema digitalmente integrado permitirá ofrecer las experiencias personalizadas y en tiempo real que demandan los clientes. La integración digital será crítica para las aseguradoras, porque los clientes exigen cada vez más servicios más convenientes y flexibles. Aunque las alianzas ayudarán claramente a cubrir estas necesidades, todavía queda mucho por hacer. Menos del 40% de las aseguradoras tradicionales están interesadas en crear una infraestructura tecnológica preparada o apta para la colaboración abierta con las InsurTech, mientras que más del 60% de las InsurTechs desea trabajar con las aseguradoras para establecer esa base de colaboración.
  • Las compañías que verdaderamente se transformen en “compañías inventivas” serán las mejor posicionadas para tener éxito en el futuro marketplace. El informe concluye que el éxito de las aseguradoras dependerá en muy gran medida de su capacidad para convertirse en “compañías inventivas”, en referencia a un nuevo estadio de su digitalización y competencias vinculadas. Para ello, deberán mejorar su madurez digital y aumentar su agilidad, además de unirse a un ecosistema abierto para dar una oferta y experiencia digitales mediante una colaboración efectiva con las InsurTechs. Una “compañía inventiva” utilizará plataformas abiertas que le permitan desarrollar de manera más eficiente, formas innovadoras de mantener al cliente en el centro de su negocio.