En un viaje de transformación digital, el paso más importante es identificar primero el conjunto de capacidades que son imprescindibles para cumplir las ambiciones estratégicas de una organización. Este mapeo de competencias debería incluir tanto las capacidades existentes como las nuevas (que deben ser desarrolladas) a través de las funciones de front-office y back-office, explica en un artículo Ludvig Daae, Expert in Agile (including implementing SAFe), Agile portfolio management, Change Management, Cloud strategy & migration, Digital Strategy Capgemini.

Una vez que la organización tenga una visión clara de su mapa de capacidades, el siguiente paso es buscar estas competencias para llenar los vacíos de capacidad. Cerrar esta brecha es a veces un reto para las organizaciones, ya que las empresas pueden resistirse a cambiar sus formas tradicionales de operar con procesos y tecnologías heredadas. Por lo tanto, la inversión temprana en talento y capacidades puede acelerar el proceso de transformación de las organizaciones en su búsqueda de la digitalización.

Estas capacidades pueden obtenerse de las siguientes maneras:

  • Las organizaciones pueden desarrollar estas competencias internamente a través de programas de formación internos y externos, y talleres.
  • Algunas capacidades pueden ser alimentadas y transformadas internamente a través de agentes de cambio, como los ETC, que ya son digitalmente expertos y poseen estas habilidades.
  • Algunas capacidades pueden construirse mediante adquisiciones, y otras pueden accederse a través de asociaciones. (En lugar de tratar de construir estas competencias orgánicamente, las fusiones y adquisiciones son un enfoque mucho más rápido.)
  • Las capacidades también pueden ser subcontratadas y entregadas como un servicio.

Una vez que las organizaciones cuenten con las habilidades y capacidades adecuadas, el siguiente paso es asignar el trabajo a las partes más eficientes de la organización. Las capacidades suelen proporcionar valores desde el punto de vista de la demanda o de la oferta, explica el extero: «Los beneficios del lado de la demanda dirigen la atención hacia los productos y ofertas de una empresa, lo que aumenta los precios, los ingresos y los márgenes. Las ventajas de la oferta permiten a la empresa operar de forma más eficiente».

Los beneficios del lado de la demanda dirigen la atención hacia los productos y ofertas de una empresa, lo que aumenta los precios, los ingresos y los márgenes. Las ventajas de la oferta permiten a la empresa operar de forma más eficiente.

Inventir en activos digitales y proyectos estratégicos

Junto con los pasos antes mencionados, también es igualmente importante invertir en activos digitales y proyectos que ayuden a la organización en el esquema más amplio para lograr sus objetivos estratégicos de negocio y revisar con éxito el modelo operativo.

Por ejemplo, el despliegue de herramientas digitales, que tienen el potencial de revolucionar las operaciones de cara al cliente de maneras poderosas, a menudo creando la oportunidad de autoservicio, es una necesidad en las etapas formativas de un viaje de transformación de un modelo operativo, ya que ayuda enormemente en la renovación de las tareas transaccionales y manuales que consumen mucho tiempo.

Además, es igualmente importante que las organizaciones inviertan gradualmente en análisis avanzados utilizando las herramientas más recientes, ya que les permitirá descubrir ideas y hacer recomendaciones que pueden mejorar las decisiones en tiempo real, alterando así la forma en que tradicionalmente han llevado a cabo sus negocios.

Además, las organizaciones también pueden considerar la posibilidad de recurrir a la contratación externa de procesos institucionales (business process outsourcing – BPO), que consiste esencialmente en utilizar determinados recursos fuera de su actividad principal para llevar a cabo tareas y funciones específicas. Las organizaciones tienden a lograr una mayor eficiencia de costos en este caso, debido al arbitraje laboral.

Por último, algunas otras tácticas, detalla Daae, como la implementación de procesos, ayudan a las empresas a racionalizar los procesos, eliminar los residuos y fomentar una cultura de mejora continua. Las empresas también pueden invertir en robótica y crear centros de excelencia (Centers of excellence- CoEs) para impulsar la eficiencia operativa en sus operaciones de administración media y back-office. Los centros de excelencia también pueden ayudar a impulsar la adopción de herramientas y tecnologías en toda la empresa y ayudar a lograr la plena habilitación digital.