Aunque son nuevos y a menudo no se comprenden bien, los riesgos emergentes pueden ser identificados, evaluados y los planes de respuesta pueden ser implementados para crear una ventaja competitiva para la organización, de acuerdo con el nuevo informe de la asociación estadounidense de gerentes de riesgos RIMS.

El informe explora los procesos de investigación y descubrimiento de riesgos emergentes, las estrategias de evaluación, la planificación de la respuesta, los pasos para integrar los riesgos emergentes en la cartera de riesgos conocidos, así como consejos útiles para abordar y superar los desafíos previstos para mejorar las capacidades.

Entre las claves del trabajo se destaca que:

  • Al centrarse en las tendencias que apenas están empezando a emerger, las organizaciones pueden identificar cambios potenciales en la estrategia por delante de sus competidores;
  • La comprensión de la plausibilidad de los riesgos emergentes ayudará a la organización a determinar cuáles son los riesgos que más merecen sus limitados recursos;
  • Los cambios en la estrategia de la organización pueden crear nuevos puntos ciegos;
  • El tono en el que un profesional de riesgos entrega información sobre un riesgo emergente a la dirección es importante;
  • Si bien una persona puede ser responsable del fortalecimiento de las capacidades de riesgo emergentes, esta debe formar un equipo multifuncional para desarrollar el plan de respuesta