La pandemia de COVID-19 ha obligado a las aseguradoras a dejar atrás el statu quo. En el último año se han producido más cambios en el sector que en los años anteriores juntos y su ritmo no hace más que acelerarse, revela PwC.

Para la consultra lo más importante para el año que viene «será cómo se aprovecha la ola de cambio. Muchas aseguradoras están tomando medidas audaces para aprovechar los cambios estructurales del mercado, las tendencias tecnológicas y la evolución de los comportamientos de los clientes».

Pero esta revolución hace que se planteen algunas cuestiones como: ¿Cuál es su situación?; ¿Su modelo de negocio es el de siempre?; ¿Sus operaciones se han vuelto digitales o siguen siendo en gran medida analógicas?; ¿Puede ofrecer el tipo de productos y servicios nuevos que quieren sus clientes?

«Para transformar eficazmente su negocio, tendrá que hacer algo más que inversiones en líneas de negocio o funciones fragmentadas», detalla el informe. Aunque una estrategia eficaz incluirá «ganancias rápidas» en áreas específicas, el éxito final requiere un enfoque de toda la empresa.

La consultora revela cinco áreas en las que las aseguradoras pueden centrarse en 2021 para convertir el cambio en una ventaja comercial:

  1. Mejorar la distribución, incluyendo la estrategia de salida al mercado y la habilitación de las ventas
  2. Determinar dónde encajar en los ecosistemas
  3. Encontrar y retener el talento
  4. Aplicar una visión holística de la organización para perfeccionar la suscripción
  5. Implementar una infraestructura flexible para modelos alternativos