Chubb acaba de anunciar el desarrollo de su propuesta de seguro de viaje ‘Pay As You Roam’ (PAYR). Se trata de un servicio que utiliza tecnología digital para simplificar la forma en que los clientes acceden y compran seguros de viaje.

Según detalla la compañía, el servicio utiliza datos de roaming de teléfonos móviles para identificar cuando los clientes están fuera de su país de origen, activando la cobertura automáticamente con una prima diaria. PAYR estará disponible a través de los socios de Chubb en las industrias de banca, fintech y telecomunicaciones.

Para utilizar el servicio, explica la información de la que se hace eco medios internacionales, los clientes deben registrarse a través de la aplicación principal de Chubb, donde también pueden agregar los nombres de otros viajeros que les gustaría incluir. «Tan pronto como se detecta que el cliente está en roaming, la cobertura se activa y un mensaje de texto o una notificación emergente en la aplicación les informa que la cobertura está activada», puntualiza la aseguradora.

Un seguro que ‘se enciende y se apaga’ automáticamente 

Por otro lado, tal y como revela la compañía, los clientes tienen cuatro horas desde la recepción del mensaje para rechazar la cobertura o confirmar quién debe ser incluido para la cobertura, si no lo hicieron antes del viaje.

La cobertura finaliza cuando se detecta que el cliente ya no está en roaming o si alcanza la duración máxima del viaje de 31 días. Los clientes recibirán una notificación por correo electrónico o aplicación al final de cada viaje que detalla la prima total.

«El seguro de viaje Pay As You Roam se ha desarrollado específicamente para facilitar la vida de los clientes y ofrecer una propuesta atractiva para nuestros socios comerciales», explica Rubén Rivero, director de seguros de viaje de Chubb para Europa continental, Oriente Medio y África del Norte.

“Una vez que los usuarios se registran en el servicio, el proceso de obtener un seguro de viaje se vuelve muy simple porque todo se hace automáticamente. Los clientes pagan una tarifa diaria, por lo que solo se les cobra por lo que usan. El pago, a través de la factura de su teléfono móvil o directamente desde su banco», añade.