México ha protagonizado la X Edición de las Jornadas Riesgo País de CESCE, celebradas el viernes en las instalaciones de la compañía en Madrid. La conferencia, que ha corrido a cargo de la analista de riesgos María José Chaguaceda, ha empezado pocas horas después de conocer el mensaje hecho público por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el que el mandatario ha anunciado que va a aplicar aranceles del 5% a los productos de México a partir del próximo 10 de junio. Los aranceles, ha dicho Trump, irán en aumento hasta alcanzar el 25% a partir del mes de octubre, si México no toma medidas para frenar los movimientos migratorios.

Los expertos han recibido con preocupación este anuncio: “Es una mala noticia”, ha explicado Chaguaceda, quien ha recordado que, en la actualidad, 6.000 empresas españolas operan en México. La analista ha explicado que la economía mexicana cuenta con “fundamentos económicos sólidos” y goza de “una solvencia saludable, no presenta una alta inflación, tiene un déficit fiscal moderado, su cuadro macro es sólido y cuenta con un cómodo nivel de reservas que cubren cuatro meses de importaciones”.

Las desigualdades y la corrupción, asignaturas pendientes

Chaguaceda ha repasado la situación económica y política actual de México, un país que, en su opinión, presenta una economía estable aunque todavía debe afrontar retos importantes como la lucha contra la “delincuencia, la violencia, la corrupción y la desigualdad”. En este sentido, la analista ha explicado que México todavía ocupa el puesto 138 sobre un total de 180 países en el índice de corrupción del Banco Mundial.

Otro de los factores de vulnerabilidad, ha señalado, es la excesiva dependencia del petróleo a la que está sometido México, donde el 70% de los ingresos de la petrolera PEMEX van a parar a las arcas del Estado.