Bnext ha comenzado a ofrecer sus servicios en México. El país ya estaba en su radar a finales del pasado año y supondrá el primer paso de su expansión a Latinoamérica. Para ello cerró una ronda de financiación de serie A de 22 millones de euros en octubre, a la que siguió una ronda para usuarios en la que consiguió un millón de euros en una hora.

En el mercado mexicano la startup española espera sumar 100.000 clientes a finales de 2020, según ha informado este miércoles a Europa Press.

En una primera fase, se enviará la tarjeta Bnext a los más de 170.000 mexicanos que se apuntaron en la lista de espera para ser clientes. De esta manera podrán comenzar a realizar pagos dentro y fuera del país, además de retirar efectivo desde cualquier cajero del mundo sin comisiones en las dos primeras operaciones al mes.

Guillermo Vicandi, consejero delegado de Bnext, ha señalado que el lanzamiento del neobanco supone «un enorme hito» en su objetivo global de convertirse en «la alternativa a la banca tradicional». «No solo en España, sino también en Latinoamérica», puntualiza.

«Comenzar a operar en México nos permitirá, a medio plazo, abrirnos las puertas de otros países latinoamericanos para seguir creciendo», ha asegurado Vicandi.