Reducción de las duplicidades en los procesos. Aumento de la automatización y de la eficiencia. Mejora de las experiencias de los clientes y de la calidad de los datos.
Son algunos de las ventajas potenciales que el blockchain puede aportar a al sector asegurador.

El supervisor sectorial de la UE (EIOPA) ha abierto un documento de debate con los actores implicados para evaluar las oportunidades digitales clave de esta tecnología y de los contratos inteligentes.

Pero el blockchain es una herramienta con doble cara, con riesgos asociados, que EIOPA también identifica y que quiere testar con el mercado.

“La adopción del blockchain puede desencadenar nuevos riesgos para las aseguradoras, para los supervisores y para los consumidores”, indica el organismo.

Explica que, por un lado, se trata de una tecnología que aún está en evolución y en la que surgen desafíos. Estos pueden ser la complejidad de la tecnología, el consumo de energía, la protección de datos y la privacidad, el ciberriesgo, la integración con infraestructuras heredadas o la interoperabilidad y estandarización entre diferentes blockchains.

“Aunque el actual marco de regulación y supervisión puede considerarse en su mayor parte eficaz para hacer frente a los riesgos emergentes, deben considerarse cuestiones específicas, basadas en la evolución de la tecnología y sus usos en los procesos empresariales. Es importante asegurar una comprensión adecuada por parte de las empresas de seguros y los supervisores, así como políticas y procesos de gobernanza proporcionados, para garantizar que todos los riesgos pertinentes se identifiquen y gestionen adecuadamente”, afirma EIOPA.

EIOPA se compromete a evaluar los comentarios de la industria para comprender y abordar mejor los desarrollos de blockchain en el sector de los seguros, así como los riesgos y beneficios relacionados con ellos.