Bill Gates, el cofundador de Microsoft, ha revelado algunas predicciones del futuro que nos espera en la era post-covid y cómo cree que cambiará la humanidad.

Durante una conversación con la actriz y comediante Rashida Jones y el principal epidemiólogo de EE.UU., Anthony Fauci, han publicado un podcast donde Gates pronostica que la humanidad se enfrentará a una nueva pandemia en un futuro cercano, pero en su opinión que su impacto será «menos destructivo» que el de la propagación del coronavirus.

Esta es la primer predicción del visionario estadounidense, no obstante, afirma, «con suerte, podría ser dentro de 20 años». «Pero debemos suponer que podría ser dentro de 3 años», agregó.

¿Para qué ir a la oficina o hacer viajes de trabajo?

Gates opina que más del 50% de los viajes de negocios y más del 30% de los días de oficina desaparecerán debido a la pandemia. Además, estima que en el futuro habrá unos requisitos y condiciones más exigentes para los viajes de negocios mientras que, por el contrario, siempre habrá manera de trabajar desde casa.

Además, el cofundador de Microsoft augura que habrá unas condiciones mucho más duras para los viajes de negocios, mientras que el teletrabajo es mucho más factible. Sin embargo, reconoció que algunas compañías estarán mucho más dispuestas en reducir sus reuniones en persona que otras.

El mismo, afirmó, sigue una “agenda más simple” con la que actualmente no tiene que viajar por trabajo. Además, aunque suene un poco lejano, añade, esta nueva normalidad llegará a un punto en el que diferentes empresas compartirán el mismo espacio de trabajo.

“Creo que la gente irá menos a la oficina e incluso podrías compartir oficinas con una empresa que tiene a sus empleados trabajando en días diferente que tus propios empleados”, subraya.

Cambiaremos cómo socializamos y mejoraremos más la tecnología

Por esto, Gates opina que debido al cambio de locación y la forma en la que trabajemos, habrá menos forma de socializar o de gastar la energía social en el trabajo por lo que se trasladará a la comunidad local e incluso con los seres queridos. “La cantidad de contacto social por el trabajo podría disminuir, lo cual incrementaría el deseo de tener mayor contacto social con tu comunidad con tus amigos. Si estamos haciendo mucho trabajo remoto, entonces nuestro deseo de socializar, nuestra energía de socializar después de trabajar será mucho más grande. Podrías encontrar el balance”.

En este futuro el software para realizar videollamadas u otro tipo de trabajo a distancia mejorará bastante y puede ser debido a que, ahora que las personas las usan más, los desarrolladores se enfocarán en crear mejores experiencias de usuarios, trabajando de lleno en ese tipo de comunicaciones.

“Este software estaba un poco descuidado cuando todo esto comenzó, pero ahora la gente lo usa y muchos estarán sorprendidos en qué tan rápido podremos innovar con el software”, afirmó.

Vivir dónde y cómo queramos

Por último, para el experto en el futuro los centros de las grandes ciudades serán menos importantes y las comunidades “de dormitorios” ganarán peso, ya que suelen ser más baratas y se podrá trabajar desde ahí.

“En las ciudades como Seattle y San Francisco, incluso para quienes ganan bien, gastan una cantidad enorme de dinero en sus rentas”, por lo que -agrega- sin necesidad de ir a una ofician todos los días, «quedarse en esas zonas metropolitanas no será una opción financiera lógica. Donde suelen ir las personas solo a dormir serían más importantes, incluso pudiendo tener espacios más grandes en una comunidad más pequeña».

Si acierta o se equivoca, sólo el tiempo lo revelará.