Smart Home - IoT

AXA XL está acelerando el escalado de su nueva propuesta Digital Risk Engineer, una solución conectada y diseñada para permitir a las compañías monitorear la «salud» de sus edificios y activos.

Disponible a nivel mundial, Digital Risk Engineer utiliza dispositivos de Internet de las cosas (IoT) instalados en los edificios de los clientes para capturar información de los sistemas conectados, como la energía, el agua (incluidos los rociadores), la calefacción, la ventilación y el aire acondicionado.

La información se analiza en tiempo real para detectar anomalías en el edificio, lo que permite una intervención temprana para mitigar la ocurrencia y la gravedad de un incidente. La detección temprana también ayuda a garantizar una interrupción mínima cuando se necesita un mantenimiento o una reparación. El cliente y los consultores de riesgos de AXA XL pueden acceder a los datos y a la información a través de un panel de control online.

Además de la instalación del dispositivo y el acceso al cuadro de mandos, AXA XL ofrece a los clientes un «chequeo de la salud del edificio» después de 90 días, utilizando datos agregados para proporcionar información, incluyendo comentarios del equipo de consultores de riesgos de AXA XL.

Experiencia e innovación

Digital Risk Engineer combina décadas de experiencia en ingeniería de riesgos de la propiedad con algunas de las últimas innovaciones de IoT. «Esta oferta, totalmente digital, es especialmente relevante hoy en día, ya que nos enfrentamos, como sociedad, a los impactos de la Covid-19, y a la probabilidad de que las empresas intenten limitar las visitas en persona cuando sea posible», explica Jonathan Salter, Head of Risk Consulting de AXA XL.

«Hemos visto que complementar la consultoría de riesgos con una supervisión autónoma continua puede marcar una verdadera diferencia para nuestros clientes. El uso de la tecnología puede limitar el riesgo de que ocurra un incidente en primer lugar y, cuando lo hace, limitar la gravedad. Además, la detección temprana puede reducir los impactos asociados a la interrupción del negocio», sostiene Hélène Stanway, Digital Leader en la aseguradora.