La compañía de seguros cibernético, At-Bay, ha anunciado una ronda de financiación de 34 millones de dólares para la Serie B, liderada por Acrew Capital y Munich Re-Ventures, a través de su fondo HSB.

Los inversores existentes Khosla Ventures, Lightspeed Venture Partners y el empresario Shlomo Kramer también participaron en la ronda de financiación. Con la nueva inversión, At-Bay ha recaudado un total de 51 millones de dólares hasta la fecha.

La nueva inversión permitirá a la compañía acelerar la oferta de productos y profundizar las bases de su oferta de seguros a través de la suscripción de expertos y la gestión de reclamaciones.

«La baraja está en contra de los propietarios de pequeñas empresas que están solos para defender sus organizaciones de los sindicatos internacionales del crimen y los actores estatales», afirma Rotem Iram, cofundador y CEO de At-Bay. Por eso, añadió «estamos construyendo un nuevo tipo de compañía de seguros, diseñada desde el principio para gestionar los riesgos asociados a hacer negocios en la era digital. Somos el socio en el que nuestros clientes pueden confiar para navegar el riesgo cibernético, completamente alineado financieramente con su negocio para ayudarles a mantenerse seguros».

Seguros para el mañana

Como parte de la póliza de seguro cibernético, el equipo de seguridad de At-Bay monitoriza la cartera, alertando activamente de nuevas vulnerabilidades. En 2019, ayudó a más de 9.000 empresas a asegurar sus sistemas contra nuevos e inminentes ataques, ahorrando tanto al cliente como a la aseguradora pérdidas evitables, explican.

«Todas las empresas necesitarán seguros cibernéticos para ayudar a gestionar los riesgos cuando se hacen negocios en la era digital», dijo Mark Kraynak, socio fundador de Acrew Capital. «At-Bay ha construido la plataforma líder, entregando dos nuevos productos y acelerando rápidamente el crecimiento en 2019. Estamos entusiasmados de asociarnos con ellos para llevar adelante este impulso».

La nueva inversión se produce después de un año en el que At-Bay duplicó su equipo, abrió oficinas en Nueva York y Atlanta, además de lanzar dos nuevos productos. La red de corredores de At-Bay ha crecido un 400% en 2019, mientras que los ingresos aumentaron 10 veces con respecto al año anterior. Además, tiene una tasa de retención de clientes del 100% anual, con cada cliente existente que renueva su póliza.