La analítica de datos y la inteligencia artificial abren nuevas posibilidades para la gestión y cobertura de riesgos. No obstante, según revelan los expertos de MUNICH RE, es necesario combinar los datos de la cartera de los aseguradores primarios con fuentes externas y públicas, por ejemplo, sobre la geografía de la obra, la construcción de edificios, el clima o la situación socioeconómica. De esta forma, mediante la aplicación de los principios de machine learning, explican desde la reaseguradora, se puede descubrir los generadores de pérdidas ocultas y responder en consecuencia, por ejemplo, introduciendo medidas de prevención de pérdidas o ajustando los precios.

Varios ejemplos. El primero sobre es el seguro de automóvil ‘The Box’ que apoya a las cedentes en la gestión de sus carteras, utilizando el aprendizaje automático para predecir los daños esperados. “Si se añaden a la mezcla datos externos como las condiciones meteorológicas, las estadísticas de accidentes o la información socioeconómica, las estimaciones de pérdidas serán aún más precisas y las relaciones de pérdidas podrán reducirse de forma mensurable. La herramienta es completamente automática, lo que permite a los aseguradores primarios fijar los precios de forma más eficiente y reducir significativamente los costes”, detalla.

Otra solución centrada en el análisis de datos es «AQUALYTIX» y se aplica a los daños en las cañerías de agua. Los expertos combinaron los datos de la cartera de la aseguradora principal con fuentes externas para analizar la situación. Con la ayuda del machine learning se pueden identificar los factores de riesgo de cada edificio y predecir las pérdidas para el año siguiente. Esto permite a los aseguradores primarios mejorar la gestión de su cartera y, por tanto, sus ratios de siniestralidad.

Por último, otra de las claves es la evolución. Por ello, las nuevas tecnologías y la capacidad de procesar grandes cantidades de datos están revolucionando las cadenas de valor muchos sectores, remarcan. Con el fin de identificar los próximos cambios en el entorno general de riesgo, la reaseguradora lanzó su radar TechTrend, desde entonces lo ha ido actualizando cada año. “El Radar ofrece una amplia perspectiva sobre las tendencias tecnológicas importantes y cómo se aplicarán a la industria de los seguros”, detalla la información.

«Nuestro objetivo es ser pioneros en soluciones digitales para la industria de seguros. Por eso hemos estado invirtiendo fuertemente en análisis de datos e inteligencia artificial, con el fin de apoyar a nuestros clientes con métodos innovadores y nuevos productos. Esto significa una estimación y gestión de siniestros más rápida, y una mejor fijación de precios como resultado de una mayor precisión en la evaluación de riesgos. Sin mencionar una mejor prevención de pérdidas en primer lugar», afirma Doris Höpke, miembro del Consejo de Administración.