Malware es una palabra que todos conocemos. Se trata de un tipo de software diseñado para dañar o acceder de forma ilegal a un sistema operativo. Esta forma de atacar ha crecido exponencialmente con el uso masivo de los dispositivos móviles lo que ha provocado que los intentos de malware se dirijan con más frecuencia a los smartphones y tablets. ¿Por qué? El móvil se ha convertido en un ordenador donde el usuarios guardar información personal que puede ser utilizada con fines delictivos.

Según los últimos datos divulgados por la compañía de ciberseguridad Kaspersky Lab y de los que se hace eco Statista, en el caso de América Latina el Top1 lo obstenta México. Es uno de los países que registra el mayor porcentaje de ataques de malware en dispositivos móviles. Le sigue muy de cerca Colombia y un poco por debajo, Argentina.

Si analizamos más en detalle las cifras de México en el tercer trimestre de 2019, casi un 15% de los usuarios mexicanos del antivirus Kaspersky en su smartphone o tablet fueron blanco de ataques de programas maliciosos.

En el otro lado de la balanza, el país con menos ataques fue República Dominicana donde estos intentos son menos frecuentes. La incidencia registrada es de alrededor del 5% sobre el total de usuarios de este software.