AON ha firmado una alianza estratégica con la Zesty.ai. La tecnología de esta insurtech se basa en una mejora de la suscripción de las aseguradoras a través del acceso a más de 130.000 millones de puntos de datos en edificios y sus alrededores, lo que permite un análisis de riesgo y un ajuste informado del precio. Los datos se obtienen aprovechando la Inteligencia Artificial (IA) en imágenes satélites y aéreas actualizadas regularmente, así como otras fuentes de datos, sin tener que visitar las instalaciones.

A través de este acuerdo y usando la red de distribución del bróker, los aseguradores pueden evaluar el riesgo de su cartera a través del modelo de riesgo de incendio forestal de Zesty.ai y también obtienen información de las propiedades con alta fidelidad para suscribir riesgos tanto catastróficos como tradicionales, detallan desde el broker.

Los recientes incendios forestales de California causaron pérdidas aseguradas de cerca de 16.000 millones en 2017 y hasta 18.000 millones en 2018, según el equipo de Aon Impact Forecasting. Históricamente, los incendios forestales han sido difíciles de modelar; Además, los mapas de zonas de gravedad de riesgo de incendio tienden a carecer de granularidad en los atributos físicos de las propiedades, lo que puede ayudar a las compañías de seguros a evaluar con mayor precisión cada riesgo, explican en el comunicado.

En concreto, el nuevo modelo de incendios forestales de Zesty.ai aborda este desafío utilizando el aprendizaje automático para combinar detalles minuciosos de las propiedades, incluida la vegetación, los materiales de construcción, la topografía, los patrones climáticos, entre otros, con datos reales de pérdidas. Estos factores junto al nivel de propiedad individual crean una puntuación de riesgo predictivo que proporciona una herramienta crítica para evaluar el riesgo.

Asimismo, el Seguro también pueden aprovechar la plataforma para capturar con mayor precisión las características de las propiedades individuales. Los datos de los propietarios de las viviendas a menudo son autoinformados por el asegurado o se derivan de costosas inspecciones en la propiedad, recuerdan. El proceso equivale a un beneficio tangible de una comprensión más clara de la cartera asegurada y, al mismo tiempo, reduce los índices de pérdidas debido a los datos de alta fidelidad y los índices de gastos debido a menos inspecciones físicas, afirman.

Nuevos productos adpatados al cliente

“El acceso inmediato a información nueva, útil y significativa de datos continúa avanzando en la suscripción de seguros. La información instantánea sobre el riesgo se está convirtiendo en un elemento cada vez más importante para las aseguradoras a medida que modernizan sus plataformas de suscripción. Esta evolución tecnológica, junto con nuevas asociaciones, brinda oportunidades para entregar nuevos productos que satisfagan las necesidades de los clientes hoy y mañana, de manera transparente y eficiente”, remarca George de Menocal, presidente y CEO de soluciones de reaseguros de AON en EE. UU.

Para Jobay Cooney, director ejecutivo Senior y Jefe de InsurTech de AON, el bróker se compromete a ayudar a los clientes “a adoptar nuevas tecnologías que promuevan sus iniciativas estratégicas. Este valor incluye el compromiso del cliente, la precisión de la suscripción, el ahorro en los costos de inspección y el análisis de reclamos posteriores al evento, además de ofrecer primas que reflejan con mayor precisión el riesgo para sus clientes”.

Por último, Attila Toth, CEO de Zesty.ai, añadió que con este acuerdo se “pueden usar las últimas tecnologías, como IA, machine learning y análisis de Big Data a la industria de seguros de No Vida. Con esta colaboración podemos ofrecer a los operadores una solución poderosa basada en datos para suscribir mejor, administrar riesgos y deleitar a los clientes con una experiencia de compra digital”.