“Latinoamérica es la región más castigada por la crisis económica, lo que está generando un aumento de las desigualdades y de los conflictos sociales», afirma Jesús Martínez Castellanos, CEO de LATAM, en una mesa redonda organizada en el marco del encuentro empresarial Madrid Platform.

En este contexto, -añadió- «las empresas podemos hacer la parte que nos toca y reforzar nuestra inversión estructural en la región. Para las empresas europeas, además, invertir en América Latina ahora mismo es una oportunidad, y en el ámbito del seguro, podemos contribuir a incrementar su penetración en la economía, algo absolutamente necesario para el desarrollo de la región».

La recuperación será asimétrica entre los distintos países, según las previsiones de MAPFRE Economics. La situación pre-covid se alcanzará, en media en la región, entre 2022 y 2023. Martínez Castellanos coincidió en destacar que «América Latina-Caribe necesita incrementar la inversión privada y apuntó a que ésta sea estructural y de largo plazo, no especulativa; responsable e inclusiva; generando valor para todos los grupos de interés, y sostenible con el medio ambiente».

«Dicha inversión privada, a su vez, requiere para crecer en la región unas reglas del juego claras, y reformas estructurales e inversión en infraestructuras y logística», advirtió.

Durante su intervención, insistió en que, para la Unión Europea, la inversión de América Latina es una oportunidad: se trata del cuarto inversor en España y, aunque mantiene una gran dependencia de EE.UU., la gran amenaza para la UE es China, que ya se ha convertido en el segundo socio comercial de la región. Por ello, recordó que es “necesario modernizar los acuerdos con países de LATAM y alianzas comerciales como Mercosur o la del Pacífico”.

Consulta el encuentro completo y el resto de partipantes en la web de Mapfre.