Allianz Argentina continúa aplicando digitalización y robótica a sus procesos y ahora da el paso para su gestión de Reaseguros.

La compañía está automatizando tareas específicas de reaseguros, relacionadas con dos grandes áreas del negocio: las cuentas técnicas -contratos usuales que se reaseguran automáticamente-, y los facultativos -contratos específicos que se gestionan de manera individual-.

El proyecto se inició en el 2018 y hoy ya se encuentra operativo. Mientras se realizan los últimos ajustes, la productividad ya es notable y le permite al equipo optimizar sus horas de trabajo, dejando de priorizar las tareas operativas y ganando capacidad analítica en el estudio de las carteras.

A modo de ejemplo, reportes trimestrales correspondientes a cuentas técnicas, requerirán 160 horas menos al año, mientras que otros procesos periódicos demandarán 25 horas menos.

Mejor predicción = optimización de procesos

“Además del ahorro de tiempo que significa este cambio para nuestros analistas, la digitalización de los procesos nos da una mejor predicción de los flujos de Reaseguro. El robot realiza varias tareas operativas al cierre de cada trimestre dejándonos la posibilidad de hacer una estimación más certera de los flujos para prever mejor y más rápido los pagos y, por lo tanto, tener más información para manejar las inversiones de la Reaseguradora, lo que nos lleva a maximizar el rendimiento de nuestro portafolio de inversiones”, comenta Rosario Lanouguere, Gerente de Reaseguros de Allianz Argentina.

Gracias a esta transformación, la aseguradora hoy puede tomar mejores decisiones con impacto en todas las líneas de negocio de la compañía y logró optimizar su gestión de pagos. La anticipación le brinda más previsibilidad y tranquilidad, además de una mejor y más transparente capacidad de negociación.

“Si bien el proceso de implementación de la automatización en el área es complejo porque los contratos de reaseguros son todos diferentes y cada uno tiene sus peculiaridades, el esfuerzo vale la pena. Los cambios se notan al poco tiempo, mejorando los tiempos y la calidad del trabajo ya que se genera un orden y un control que disminuyen drásticamente las corridas y los reclamos”, añade Lanouguere.