Recibir una evaluación remota de un incendio forestal, mantener una entrevista telefónica con un consultor de riesgos o evaluar y emitir rápidamente autorizaciones para uno o varios cargamentos marítimos. Estos son algunos ejemplos de procesos de evaluación de riesgos que se simplifican con las soluciones en remoto.

La nueva solución MirrorMe de Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS) funciona sin aplicaciones a la que se puede acceder a través de móvil, tableta o el ordenador. «Proporciona a los clientes una manera de colaborar con los consultores de riesgo a distancia«, señala Maarten Van der Zwaag, director global de Allianz Risk Consulting de Property en AGCS.  «Es una solución económica que complementa las evaluaciones regulares de riesgo in situ. Estas autoevaluaciones guiadas pueden organizarse con rapidez y son relativamente sencillas de ejecutar. Permiten ampliar las evaluaciones y facilitan una rápida toma de decisiones», añade.

Entre las ventajas, explica la compañía, las empresas pueden compartir imágenes de instalaciones y operaciones o bien consultar una biblioteca de sistemas de mitigación de riesgos, todo ello sin que nadie visite sus instalaciones, lo que resulta especialmente práctico en el difícil entorno del coronavirus al reducir la entrada de personas ajenas a un lugar por razones sanitarias.

Asimismo, desarrollan flujos de trabajo de autogestión y automatizados mediante grabaciones guiadas personalizadas que contienen instrucciones y ejemplos detallados para captar los riesgos específicos de cada sector.

«La herramienta ofrece una experiencia de servicio de control de pérdidas en tiempo real de forma segura, virtual e instantánea, lo que permite a los ingenieros de riesgos revisar las exposiciones y recopilar información con datos de localización actualizados y precisos, así como proponer recomendaciones», explica la compañía.

La nueva consultoría de riesgos «inmediata, fiable y en remoto»

«MirrorMe supone un importante salto tecnológico en un mundo hasta ahora bastante tradicional como es la Consultoría de Riesgos, que responde a la necesidad actual de acceder de forma inmediata, fiable y remota a toda la información técnica que requieren nuestras inspecciones, y a su vez permite evidenciar todos los puntos relevantes mediante el intercambio ágil de fotos, vídeos y documentos», señala Rafael Rioboo, director regional de Allianz Risk Consulting en AGCS Ibero/Latam.

«Es una herramienta con un gran potencial, que permite optimizar costes, tiempo y esfuerzo tanto a nuestros clientes como a un departamento tan exigente como el de la Consultoría técnica», añade.

1.500 pruebas con éxito

«MirrorMe es sumamente seguro y proporciona una conectividad virtual sin fisuras en un entorno seguro y ampliable», afirma Van der Zwaag. «También es fácil de usar, lo que nos proporciona instantáneamente todos los datos que necesitamos para hacer evaluaciones de riesgo rápidas, razonables y transparentes en menos tiempo y con un menor esfuerzo en comparación con las inspecciones tradicionales».

«Ninguna herramienta reemplazará nunca por completo una visita en persona. Sin embargo, cuando no sea posible desplazarse, o bien para ampliar el alcance y la frecuencia de nuestras actividades de consultoría de riesgos, el potencial de la inspección a distancia será fundamental», añade.

Hasta la fecha, ARC ha completado con éxito más de 1.500 pruebas de flujo de trabajo de MirrorMe con fines de desarrollo y capacitación, y ha realizado con éxito más de cien inspecciones en remoto.

¿Cómo funciona?

La solución facilita a los clientes un número de teléfono o una dirección de correo electrónico a un consultor de riesgos, que reciben un enlace a través de un mensaje de texto en el caso de los teléfonos o un correo electrónico si se trata de tabletas. Una vez que se accede a la plataforma, se accede a una lista de tareas y se empieza el cuestionario personalizado preparado para su instalación o instalaciones.

El cliente selecciona cada tarea y sigue las instrucciones de la pantalla para proporcionar fotos o vídeos al asesor de riesgos, detallan. «No hay límite en el número de fotos o vídeos que se pueden enviar, pero se comunica claramente un número mínimo con cada pregunta», remarca AGCS.

A medida que cada pregunta o tarea se va completando, aparece una marca de verificación verde que indica que la tarea se ha completado y no se requiere más información. Cuando todas las tareas asignadas se han completado, -subraya la compañía- el sistema notifica al ingeniero de riesgos que comience su análisis, calificando y marcando comparativamente las categorías de riesgo relevantes y recopilando información de riesgo sobre todas las exposiciones de una actividad determinada con datos de localización actualizados y precisos.

La inspección a distancia podría incluir una propuesta de recomendaciones durante una entrevista telefónica de seguimiento. La plataforma también puede utilizarse después de una inspección in situ para comprobar que el cliente haya implantado las mejoras de riesgo recomendadas.