El sexto informe ‘D&O: Exposición personal al riesgo global’, elaborado por WILLIS TOWERS WATSON y Allen & Overy, ha dejado algunas novedades en cuanto a las principales preocupaciones de los altos ejecutivos de las empresas.

Los ataques cibernéticos y la pérdida de datos aparecen en primer lugar, algo que supone un giro con respecto a encuestas anteriores, en las que los cambios en la regulación y las investigaciones oficiales figuran en los primeros puestos de la lista de preocupaciones. Así, el 51% de las empresas cotizadas reconoció haber experimentado algún ciberataque significativo o una importante pérdida de datos en el último año. En la encuesta correspondiente a 2017, este porcentaje fue del 30%.

A la hora de priorizar los riesgos a los que tienen que hacer frente sus negocios, más de la mitad de los encuestados (52%) describe como muy o extremadamente preocupantes el riesgo de la pérdida de datos, la violación de datos y los riesgos asociados con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la UE. Exactamente el 50% calificó los ciberataques como riesgos del mismo nivel de inquietud.

La combinación de estos dos grupos de riesgos, que suelen estar relacionados entre sí, se convierte en la principal preocupación para los líderes empresariales. Las recientes multas y el daño continuo a la reputación como resultado del incumplimiento regulatorio respaldan la seriedad con la que se afrontan estas amenazas.

Las preocupaciones se amplían

  • El 43% de las grandes empresas y el 38% de las que cotizan en bolsa ha experimentado en el último año alguna demanda regulatoria relacionada con algún directivo, por lo que las investigaciones relacionadas con la regulación permanecen entre los tres principales riesgos.
  • La normativa centrada en la responsabilidad personal está cambiando el comportamiento de la empresa: un 60% de los encuestados dice que está afectando a los procesos de toma de decisiones.
  • El 72% de las empresas públicas se preocupa por el clima económico actual y el 72% por los riesgos geopolíticos, un aumento del 59%.
  • La legislación en salud y seguridad que afecta al negocio de una empresa se convierte ahora en una preocupación importante para el 37% de los encuestados, lo que supone un crecimiento significativo en comparación con el 18% del año pasado.