“2020 han sido posiblemente los 12 meses más interesantes de actividad relacionada con las insurtechs desde que se acuñó el término. Hemos observado un año de pruebas de hipótesis digitales y de saltos a lo desconocido digitalmente».

Así lo afirma el reciente informe de Willis Towers Watson que pone de relieve que la inversión global en este tipo de empresas alcanzó el pasado año la cifra récord de 7.100 millones de dólares, a pesar de los importantes retos de la industria re/aseguradora. A lo largo del año se completaron un total de 377 acuerdos, la mayor cantidad en cualquier año hasta la fecha. La financiación global se incrementó un 12% con respecto a 2019. El volumen de operaciones aumentó un 20%.

«También ha sido un año muy difícil para muchas empresas y personas que buscan llegar a ese ‘siguiente paso’. Mientras que las noticias sobre insurtechs están inundadas de ofertas públicas iniciales de miles de millones de dólares y recaudaciones monumentales, también hay aquellas insurtechs que han visto su marca sobrevivir a 2020”, detallan desde el broker.

En el cuarto trimestre del año, las recaudaciones de capital que superaron los 100 millones de dólares por parte de las empresas en fase avanzada se correspondieron a Hippo, Unqork, Waterdrop, Oscar Health, Bind Benefits y Newfront Insurance, que sumaron un total de 1.100 millones de dólares. Mientras, las operaciones en fase inicial se redujeron al 47% del total desde el 57% del trimestre anterior. Las insurtechs de 23 países atrajeron capital inversor, incluso en Hong Kong, Brasil y Suiza, que anteriormente estaban inactivos.

«Nuestro sector no solo se ha enfrentado a costes directos y pérdidas a niveles históricamente sin precedentes, sino que además la naturaleza del lugar de trabajo ha cambiado drásticamente», remarcan desde el bróker.

¿Cómo ha afectado la Covid?

“La Covid-19 ha creado una situación que pocos habríamos podido imaginar hace 12 meses. Desde el punto de vista operativo, ninguna empresa o incluso iniciativa del sector podría haber logrado lo que la Covid-19 ha obligado a hacer a muchas empresas y personas. El sector ha demostrado que puede funcionar digitalmente y ha respondido bien a los importantes desafíos”, apunta el informe.

Probablemente, concluye: «Muchas insurtechs se sientan reivindicadas porque el sector de los seguros se ha visto obligado a darse cuenta del valor de la tecnología. La cuestión para las insurtechs ahora es si podrán sobrevivir a meses, posiblemente años, de incertidumbre en el mercado”.